23 de febrero de 2020
19 de enero de 2020

La presunta integrante del Estado Islámico repatriada a Noruega niega su integración en el grupo yihadista

ESTOCOLMO, 19 Ene. (DPA/EP) -

La mujer de 29 años repatriada este viernes a Noruega desde Siria tras ser acusada de pertenencia al Estado Islámico ha negado su integración en el grupo yihadista y ha manifestado su disposición a colaborar en la investigación de las autoridades.

El abogado de la mujer ha asegurado que no pertenece a ningún grupo terrorista pese a haber sido detenida por el servicio de seguridad noruego PST inmediatamente después de llegar a Oslo con sus dos hijos, un chico y una chica.

El director del PST, Hans Sverre Sjovold, explicaba el sábado en rueda de prensa que está acusada por apoyar a grupos considerados terroristas como Estado Islámico y el Frente Al Nusra --ahora Frente Fatá al Sham-- entre 2013 y 2019.

"Mi cliente no acepta los cargos", ha apuntado el abogado de la mujer, Nils Christian Nordhus, en rueda de prensa tras una primera entrevista entre ella y los agentes del PST. Nordhus ha subrayado la voluntad de cooperación de su cliente y que no cuestionarán que sea retenida durante cuatro semanas como permite la legislación antiterrorista. El lunes un tribunal deberá decidir si autoriza su encarcelamiento.

Nordhus ha revelado además que la mujer ha dejado de llevar el velo completo o 'niqab' que la cubría hasta ahora. La mujer nació en Pakistán, pero creció y se crió en Oslo. Viajó a Siria en 2013 y allí tuvo sus dos hijos. Nordhus ha asegurado que considera "una pesadilla" el tiempo que pasó en Siria y que espera poder pasar página.

La mujer y sus hijos estaban en el campo de refugiados de Al Hol, en Siria, lugar donde viven muchos simpatizantes y familiares de la organización terrorista, detenidos por las fuerzas kurdas.

Esta repatriación ha supuesto un importante punto de fricción dentro de la coalición del centro-derecha del Gobierno noruego. El derechista partido del Progreso ha llegado incluso a amenazar con abandonar la coalición de la primera ministra, Erna Solberg, quien ahora deberá negociar con la líder de esta formación, Siv Jensen, nuevos términos de coalición para garantizar la permanencia del partido.

Para leer más