2 de diciembre de 2020
16 de diciembre de 2008

El primer ministro griego promete luchar contra la corrupción tras once días de protestas

El primer ministro griego promete luchar contra la corrupción tras once días de protestas
REUTERS

ATENAS, 16 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro griego, Costas Karamanlis, prometió hoy luchar contra la corrupción, después de once días de protestas por la muerte de un adolescente por disparos de un policía, en las que se ha puesto de manifiesto el descontento de la población por los escándalos de corrupción y la desaceleración de la economía, y que han llevado a graves episodios de violencia.

Cerca de un centenar de jóvenes atacaron una comisaría de Policía en Atenas, prendiendo fuego a un autobús y a cuatro vehículos que pertenecían a agentes del cuerpo de seguridad. Además, un grupo de estudiantes ocupó por un breve lapso de tiempo las instalaciones de la televisión estatal, interrumpiendo los informativos.

Mientras, en la ciudad de Tesalónica, en el norte del país, se han registrado nuevos episodios de violencia. Por otro lado, por segundo día consecutivo los agricultores cortaron la principal carretera hacia el norte de Grecia durante varias horas, en protesta por los bajos precios.

Karamanlis aseguró que ayudar a los griegos --de los cuales una quinta parte vive en situación de pobreza-- es una prioridad, pero admitió que sus opciones están restringidas por la onerosa deuda del país, agravada por los disturbios que se han extendido por todo el país y algunos países europeos.

Los peores episodios de violencia que se han registrado en el país en décadas estallaron por la muerte de un chico de 15 años al ser disparado por un policía, el 6 de diciembre, pero fueron alimentados por el malestar social ante una alta tasa de desempleo entre los jóvenes y algunas medidas económicas impopulares.

Karamanlis dijo ante sus parlamentarios que los jóvenes están decepcionados por los problemas que persisten desde hace tiempo, como la falta de meritocracia, la corrupción en la vida diaria y un sentimiento de injusticia social, enumeró. "La lucha contra estos (problemas) es dura y constante y estamos comprometidos con ella", añadió.

El primer ministro, blanco de las críticas por su reacción de no intervención ante las protestas, reconoció que subestimó la respuesta de la sociedad y la magnitud del escándalo por los terrenos de un monasterio que ha venido sacudiendo a su Gobierno durante meses.

Una investigación parlamentaria concluida ayer terminó sin ningún procesado por un acuerdo en el que un rico monasterio en el monte Athos obtuvo una valiosa propiedad estatal a cambio de tierra rural de bajo precio, con un costo de varios millones de euros para el Estado.

Con nuevas protestas convocadas para esta semana, cuando el Parlamento debate el presupuesto de 2009, Karamanlis dijo que no se impondrán nuevos impuestos y los recortes tributarios previstos seguirán adelante: "Nuestra prioridad es apoyar a los más afectados".

POSIBLE CAMBIO

Por otro lado, analistas y políticos coincidieron en que las protestas plantearon la posibilidad de convocar a elecciones y que Karamanlis podría sacrificar algunos ministros para inyectar sangre nueva a su Gobierno conservador.

"Hoy el primer ministro reconoció parte de responsabilidad política", dijo el director de investigación de un instituto de estudios de opinión, Opinion. "Karamanlis anunciará pronto una remodelación de su Gobierno y esperará a ver el éxito de esta medida", añadió.

Decenas de colegios y universidades siguen ocupados por los estudiantes en protesta por el asesinato. El policía que disparó a Alexandros Grigoropoulos fue acusado de asesinato y encarcelado a espera de juicio, mientras su compañero ha sido acusado de complicidad en el asesinato.