22 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

El primer ministro de Sudán habla de "nueva era de solidaridad" durante su visita al bastión rebelde de Kauda

El primer ministro de Sudán habla de "nueva era de solidaridad" durante su visita al bastión rebelde de Kauda
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MARIO SALERNO/EUROPEAN UNION/DPA - ARCHIVO

Recalca que "la paz es la principal prioridad" del gobierno de transición

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, ha destacado este jueves durante su histórica visita a la ciudad de Kauda, bastión del grupo rebelde Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N), que "la paz es la principal prioridad" de las autoridades y ha hablado de "una nueva era de solidaridad y esperanza".

"Con este viaje a una ciudad simbólica como Kauda quiere decir a la población en cada esquina del país que no son olvidados y que, si bien han podido estar fuera de la vista (de las autoridades), nunca han estado fuera de nuestros corazones y mentes", ha dicho.

Así, ha resaltado que "el pueblo de Sudán ha sufrido inmensamente" y ha agregado que "esta revolución no estará completa si no se reconocen las inmensas reclamaciones de los que han sido atacados de forma sistemática por los que eran responsables de protegerles".

"Mi visita a Kauda es un paso para reconocer esto. La paz sólo puede tener lugar con nuestro compromiso como Gobierno y como pueblo para encontrar soluciones significativas y justas al conflicto", ha manifestado, en una serie de mensajes publicados en su cuenta en Twitter.

En este sentido, Hamdok ha apuntado que esta primera visita "no será la última" y se ha mostrado "agradecido de ser parte de este importante momento en la historia", uno en el que "todos reconocen la responsabilidad colectiva para la paz y la estabilidad de Sudán".

"Los sudaneses en las zonas en conflicto han estado marginados sistemáticamente desde hace décadas, pero su gobierno de transición en consciente de que incluir a todas las partes de Sudán, y especialmente las más afectadas por la guerra, en todos los procesos es imperativo para reconstruir un nuevo Sudán y hacer realidad los eslóganes del levantamiento popular en Sudán", ha explicado.

Por ello, ha reiterado que "escuchar a la gente de Kauda y dar soluciones debidas desde hace mucho al conflicto en la región es crucial para una paz sostenible", antes de recordar que a la zona no ha llegado ayuda humanitaria desde 2011.

"El gobierno de transición es plenamente consciente de la importancia y urgencia de seguir dando la muy necesaria ayuda de emergencia a la gente que la necesita y no dejaremos de dar este apoyo, que es un derecho humano", ha zanjado.

La visita de Hamdok a Kauda ha tenido lugar a invitación del líder del SPLM-N, Abdelaziz al Hilu, según desveló el miércoles el ministro de Cultura sudanés, Faisal Mohamed Salí, quien resaltó que la delegación iría como "mensajera de la paz".

La localidad de Kauda se encuentra ubicada en las montañas de Nuba, en el estado de Kordofán del Sur, y es desde hace años uno de los principales bastiones del grupo rebelde en el país.

EL IMPULSO POR LA PAZ

Las autoridades sudanesas anunciaron el 21 de octubre la renovación del alto el fuego vigente en el país y permitir el acceso de ayuda humanitaria a las zonas afectadas por el conflicto, en el marco de sus conversaciones de paz con los rebeldes, que tienen lugar en la capital de Sudán del Sur, Yuba.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Miles de personas han muerto en las guerras civiles en Sudán, incluido el conflicto en la región de Darfur (oeste), en el que los rebeldes luchaban desde 2003 contra el Gobierno de Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019.

El conflicto en Darfur enfrenta a grupos rebeldes locales, compuestos principalmente por miembros de tribus agrícolas africanas, a las fuerzas gubernamentales y ha dejado unos 2,5 millones de desplazados.

Aunque los combates han remitido en los últimos cuatro años, sigue habiendo escaramuzas y aún continúan activos el Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) y dos facciones del Ejército de Liberación de Sudán (SPLA).

Por su parte, los rebeldes del SPLA-N en Kordofán del Sur y Nilo Azul, otras dos regiones en Sudán, han venido respetando en gran medida un alto el fuego en los dos últimos años tras luchar contra Jartum a raíz de la independencia de Sudán del Sur en 2011.

Kordofán del Sur y Nilo Azul están habitados por amplias comunidades que se posicionaron del lado del Sur durante las décadas de guerra civil con Jartum. Muchos denuncian que han sido marginados por el Gobierno sudanés desde la independencia de Sudán del Sur en virtud del acuerdo de paz de 2005.

Para leer más