21 de enero de 2021
23 de noviembre de 2020

El primer ministro de Suecia pide a la población "más responsabilidad" y alerta de que miles de vidas están en peligro

El primer ministro de Suecia pide a la población "más responsabilidad" y alerta de que miles de vidas están en peligro
El primer ministro de Suecia, Stefan Lofven - MAXIM THORE/BILDBYRAN VIA ZUMA P / DPA - ARCHIVO

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, ha pedido a la población sueca una mayor responsabilidad a la hora de seguir las recomendaciones y restricciones para frenar el avance del coronavirus y ha recordado que miles de vidas "están en peligro".

En un histórico mensaje trasladado el domingo a la nación, el mandatario ha alertado de la creciente amenaza que supone la COVID-19 ante el temor de que la estrategia puesta en marcha por el Gobierno hasta el momento no sea suficiente para hacer frente a la pandemia.

Lofven, el tercer primer ministro de la historia de Suecia en dirigirse así al país, ha manifestado que "muchas personas han mostrado muy poco cuidado a la hora de seguir las recomendaciones" de las autoridades sanitarias.

Suecia ha evitado en todo momento el confinamiento y ha confiado, en gran medida, en las restricciones voluntarias. Sin embargo, ante una tasa de mortalidad significativamente más alta que otros países de la región las autoridades están repensando la forma de abordar la crisis sanitaria.

Únicamente otros dos primeros ministros del país han realizado declaraciones similares en el pasado: Carl Bildt en 1992 tras una serie de ataques racistas y Goran Persson en 2003 después de que la ministra de Exteriores Anna Lindh fuera asesinada.

En su mensaje, Lofven ha señalado que "todo el mundo debe hacer más" para luchar contra el virus. "Las vidas y la salud de la gente siguen en peligro y ese daño está aumentando", ha afirmado, según informaciones de la agencia de noticias Bloomberg.

El coronavirus ha dejado por el momento más de 6.000 muertos y 200.000 contagios en el país. Además, las unidades de cuidados intensivos se están llenando rápidamente, con el doble de pacientes ahora de los que había el pasado 19 de noviembre.

"El objetivo de las intervenciones preventivas, incluidas las estrategias de contención y mitigación, es reducir la tasa de contagios", ha insistido. El ministro del Interior, Mikael Damberg, por su parte ha dicho que aún es muy pronto para sacar conclusiones sobre la estrategia sueca.

"Vemos que grandes partes de Europa se han visto golpeadas por una segunda ola de contagios", ha aseverado Damberg en declaraciones a la cadena SVT. "Nuestra responsabilidad es calmar la situación para que no sea tan grave como en otros países".

Para leer más