30 de octubre de 2020
4 de enero de 2020

Primeras manifestaciones contra la guerra en EEUU y Reino Unido

Primeras manifestaciones contra la guerra en EEUU y Reino Unido
Irak.- Primeras manifestaciones contra la guerra en EEUU y Reino Unido - ERIK MCGREGOR/ZUMA WIRE/DPA

LONDRES, 4 Ene. (DPA/EP) -

Varias manifestaciones han pedido este sábado el fin de los bombardeos de Estados Unidos en Irak tanto en Londres como en ciudades estadounidenses como Nueva York, Chicago o Washington. También ha habido concentraciones en Berlín, Toronto y Ottawa.

"Sin justicia no hay paz. EEUU fuera de Oriente Próximo", han coreado los manifestantes concentrados en la neoyorquina Times Square con pancartas con consignas como "Parad los bombardeos sobre Irak" o "Ni guerra ni sanciones contra Irán".

Una protesta similar se ha celebrado en Chicago, donde unos 200 manifestantes se han concentrado en la Torre Trump de la ciudad, o en Filadelfia, donde se ha concentrado medio millar de personas. En Washington la concentración ha contado con la presencia de la activista y actriz Jane Fonda.

La convocatoria en Estados Unidos ha sido por parte de Act Now to Stop War and End Racism (ANSWER, Actuemos Ahora para Parar la Guerra y Acabar con el Racismo), grupo que asegura que hay unos 70 actos convocados en Estados Unidos.

La convocatoria es "contra otra guerra en Oriente Próximo y para pedir la retirada de todas las tropas y bases estadounidenses en la región", destaca ANSWER en su web.

En Londres la marcha convocada por la Coalición Paremos la Guerra ha contado con la presencia de diputados de la oposición laborista y de decenas de activistas que han pedido contención a Washington. La protesta se ha celebrado frente a la sede oficial del primer ministro Boris Johnson, Downing Street.

"Nuestra experiencia de la movilización contra la guerra de Irak (de 2003), es vital levantarse con firmeza y cuanto antes para defender la paz", ha explicado el portavoz de Exteriores laborista, John McDonnell, a través de su cuenta en Twitter.

El portavoz de Justicia laborista, Richard Burgon, ha recordado ante los manifestantes que el expresidente estadounidense George W. Bush dijo claramente hace 17 años que atacaría Irak "hubiera o no apoyo de la ONU".

"Para nuestra vergüenza, nuestro Gobierno lo firmó", ha señalado Burgon, por lo que "cientos de miles de iraquíes han muerto y millones de vidas fueron destruidas". "Pero una guerra contra Irán podría ser incluso más mortífera. Corremos el riesgo de una guerra total en Oriente Próximo que podría descontrolarse", ha advertido.

Una portavoz de la Coalición Paremos la Guerra, Lindsey German, ha afirmado que el asesinato del general iraní Qasem Soleimani en un ataque de un dron estadounidense el pasado viernes en Bagdad es "un acto de guerra".