19 de noviembre de 2019
19 de julio de 2014

Los primeros ministros holandés y británico piden "reconsiderar" las relaciones de la UE con Rusia

LONDRES, 19 Jul. (Reuters/EP) -

Los primeros ministros de Países Bajos, Mark Rutte, y Reino Unido, David Cameron, han coincidido este sábado en la necesidad de "reconsiderar" las relaciones de la UE con Rusia ante los indicios que apuntan a la implicación de este país en el derribo el pasado jueves de un avión de pasajeros malasio que cubría una ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur.

"El primer ministro y el primer ministro Rutte han acordado que la UE debe reconsiderar su postura con Rusia ante las evidencias de que los separatistas prorrusos han derribado el aparato", ha informado el gabinete de prensa de Cameron.

Rutte, por su parte, ha destacado que el presidente ruso, Vladimir Putin, tiene la última oportunidad de demostrar su voluntad de colaborar con los equipos de rescate para recuperar los cuerpos de las víctimas.

"Tiene una última oportunidad de demostrar que quiere ayudar", ha afirmado Rutte tras una conversación "muy intensa" con el propio Putin. Rutte ha destacado que los gobiernos de Alemania, Reino Unido y Australia comparten su punto de vista.

"Me he quedado conmocionado por las fotografías y el comportamiento poco totalmente irrespetuoso en este trágico", ha añadido, en referencia a las informaciones sobre el traslado de algunos de los cadáveres.

Anteriormente, el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha pedido a Rusia que utilice su influencia sobre los separatistas para facilitar el acceso al lugar donde están los restos del aparato malasio. Además, Reino Unido ha convocado al embajador ruso en Londres.

Hasta 193 de las 298 personas que viajaban a bordo del aparato malasio eran de nacionalidad holandesa, ya que el vuelo había despegado del aeropuerto de Schipol, en Ámsterdam, y se dirigía a Kuala Lumpur cuando fue derribado sobre Ucrania el pasado jueves.