11 de diciembre de 2019
20 de octubre de 2014

Los primeros ministros de Serbia y Albania acuerdan aplazar dos semanas su histórico encuentro

BELGRADO, 20 Oct. (Reuters/EP) -

Los primeros ministros de Serbia y Albania han acordado este domingo posponer el histórico encuentro previsto para este mes tras los incidentes registrados la semana pasada en un partido de fútbol entre ambas selecciones.

El primer ministro de Albania, Edi Rama, tenía planificado realizar el miércoles una visita a Serbia, la primera de este tipo en los últimos 68 años, en lo que había sido considerado como una oportunidad para estrechar lazos tras décadas de tensiones. La visita tendrá lugar el 10 de noviembre.

"Los dos primeros ministros han acordado que (...) no perderán la oportunidad de reunirse y trabajar para la estabilidad regional y pasar página a nivel político y económico", ha dicho la oficina del primer ministro serbio, Aleksandar Vucic.

En su comunicado, ha destacado que tanto él como Rama han reconocido que los incidentes en el citado encuentro de fútbol fueron "muy desafortunados", al tiempo que ha apuntado que "sigue habiendo desacuerdos respecto a lo ocurrido".

Los incidentes se saldaron con la detención del hermano de Rama, Olsi Rama, acusado de controlar un avión no tripulado que sobrevoló con una bandera nacionalista el estadio de Belgrado en el que se disputaba el partido.

El choque, considerado de alto riesgo por la UEFA, se desarrolló con normalidad hasta el minuto 43, momento en el que un 'drone' sobrevoló el estadio. En este momento, el jugador serbio Stefan Mitrovic se hizo con ella y generó la polémica.

Los jugadores de Albania rápido fueron a preguntar al futbolista por su gesto, lo que desencadenó en una pelea entre futbolistas de ambas selecciones. El árbitro del encuentro, el inglés Martin Atkinson, decidió suspender el partido 30 minutos después, cuando ambas selecciones permanecían ya en los vestuarios.

De forma previa al suceso se había registrado una mejora de las relaciones entre Serbia y Kosovo, de población mayoritaria albana y que declaró su independencia de forma unilateral en 2008, movimiento que aún no ha sido reconocido por Belgrado, si bien ambas partes sellaron un acuerdo en abril para avanzar en la normalización de sus relaciones.

Los países de la UE acordaron abrir negociaciones del Acuerdo de Asociación y Estabilización con Kosovo y de las negociaciones de adhesión con Serbia en reconocimiento al histórico acuerdo de abril.

En virtud del acuerdo, Serbia se comprometió a desmantelar sus estructuras de policía y judiciales paralelas en el norte de Kosovo e integrarlas en las de Kosovo a cambio de ciertas competencias para la comunidad de mayoría serbia a través de la creación de una asociación de municipios en el norte.

Ambas partes también se comprometieron a no perjudicar a la otra en su aspiración de avanzar hacia la Unión Europa aunque Belgrado dejó claro que seguía sin reconocer la independencia unilateral de Kosovo, proclamada en febrero de 2008.

Para leer más