24 de abril de 2019
24 de enero de 2008

Prodi decidirá hoy si presenta su dimisión ante la perspectiva de perder la moción de confianza del Senado

ROMA, 24 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro italiano, Romano Prodi, encara hoy la decisión de dimitir o someterse a un moción de confianza en el Senado, que se espera que pierda, obligándole de todas formas a dimitir.

Prodi, de 68 años, está intentando prolongar la vida de su Gobierno, que cayó en crisis esta semana cuando un pequeño partido de la coalición le retiró su apoyo.

La salida de Prodi, tras algo más de 18 meses en el poder, levantaría el espectro de inestabilidad prolongada en la zona euro, la tercera economía, y retrasaría más las necesarias reformas económicas cuando se aproxima una recesión global.

Después de las negociaciones de ayer para intentar mantener su Gobierno, entre la especulación de que se dirigía al palacio del presidente, Giorgio Napolitano, para dimitir, Prodi decidió finalmente retrasar su decisión hasta hoy. Está previsto que Prodi consulte a Napolitano en el palacio presidencial antes de la votación, decida lo que decida.

Prodi "debe dimitir, pero en cualquier caso está acabado", dijo el líder de la oposición de centro derecha, Silvio Berlusconi, que además exigió la celebración de elecciones, ostentando una clara ventaja en los sondeos de opinión.

Si Prodi dimite, está por ver si Napolitano atenderá la llamada de Berlusconi y disolverá el Parlamento. Muchos analistas creen que, en su lugar, intentará reunir apoyos para formar un gobierno interino con un mandato limitado para reformar la compleja ley electoral italiana, a la que se le ha echado la culpa de la inestabilidad de la administración de Prodi.

Dicho Gobierno debería estar dirigido por un tecnócrata independiente, una fórmula a la que Italia ha recurrido anteriormente en momentos de crisis y que algunos economistas, decepcionados por la incapacidad de los sucesivos gobiernos para avanzar en las reformas, ven bastante positiva.

Prodi superó ayer la moción de confianza a la que fue sometida en la Cámara de los Diputados, donde tiene una clara mayoría, pero sus perspectivas en el Senado parecen sombrías, donde una segunda votación está prevista para la tarde del jueves, después de las 19:00.

Su ajustada mayoría en el Senado ha sido borrada tras la salida de la Udeur, partido liderado por el ex ministro de Justicia Clemente Mastella, y de los centristas liberales demócratas.

Si Prodi decide enfrentarse a la votación del Senado, contará con el apoyo polémico de siete senadores vitalicios, que han rescatado a Prodi en varias ocasiones.

Pero sus votos podrían no ser suficientes esta vez, ya que Prodi podría esperar un cambio radical de última hora de sus antiguos aliados o, de forma igualmente radical, que algunos senadores de la oposición podrían salir en su rescate.