4 de abril de 2020
23 de enero de 2019

Putin anuncia la próxima celebración de una cumbre entre Rusia, Turquía e Irán sobre Siria

Putin anuncia la próxima celebración de una cumbre entre Rusia, Turquía e Irán sobre Siria
-/KREMLIN/DPA

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado este miércoles la próxima celebración de una nueva cumbre tripartita entre Rusia, Turquía e Irán para abordar la situación en Siria, si bien por el momento no hay fecha.

"Estamos listos para organizar muy pronto una cumbre de ese tipo de turno en Rusia", ha dicho, antes de destacar que Moscú "se ha puesto de acuerdo" con Ankara "a grandes rasgos" sobre el lugar y la fecha aproximada.

"Sólo nos queda debatirlo con nuestros colegas iraníes", ha manifestado, en una rueda de prensa junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

En la misma, ha descrito como "constructivas" las conversaciones con el presidente turco y ha destacado que los encuentros trilaterales en este formato también suelen ser "muy fructíferos".

Por otra parte, ha dicho que el alto el fuego en la provincia siria de Idlib (noroeste) no debe ser un obstáculo para la lucha contra el terrorismo.

Putin ha señalado además que, de concretarse, la retirada de las tropas estadounidense del país árabe "será una medida positiva que ayudará a estabilizar la situación en la región convulsa (en el este) del Estado sirio, que de momento está bajo el control de las formaciones kurdas".

"En este contexto, apoyamos la puesta en marcha de un diálogo entre Damasco y representantes de los kurdos, lo que contribuirá a la consolidación de la sociedad siria y a la reconciliación nacional y no solo beneficiará a Siria sino a todos los países vecinos", ha argumentado.

Putin ha destacado que "los militares estadounidenses se encuentran en el territorio de Siria ilegalmente". "Su presencia no tiene justificación alguna en la legislación internacional: no hubo invitación del Gobierno legítimo ni tampoco una decisión correspondiente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", ha reiterado.

Por su parte, Erdogan ha indicado que Ankara y Moscú no tienen desacuerdos sobre la 'zona segura' que se planea establecer en el norte de Siria y que fue propuesta recientemente por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Trump anunció el 19 de diciembre que había ordenado una retirada de los 2.000 militares estadounidenses desplegados en Siria en un plazo de 30 días sin condición alguna. Más tarde el propio Trump apuntó a un plazo de cuatro meses, pero ya se especula con plazos aún más prolongados.

Turquía ya advertido de que atacará a las milicias aliadas de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico. El principal objetivo de Ankara son las Unidades de Protección Popular (YPG), las fuerzas armadas de Siria del Norte, una autoproclamada república federal e interétnica que aspira a convertirse en el sistema político dominante en toda Siria.

Precisamente, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) --respaldadas por Estados Unidos y cuyo integrante principal son las YPG-- serían las principales perjudicadas por la retirada estadounidense y han advertido de que si se materializa, cesarán el ofensiva contra los yihadistas para concentrarse en la defensa frente a una posible ampliación de la invasión turca.

Ante esta situación, el mandatario estadounidense amenazó recientemente con "devastar económicamente" a Turquía si Ankara decide atacar a los kurdos en Siria. Poco después, indicó que "igualmente" espera que los kurdos no provoquen a las autoridades turcas y apuntó a la posibilidad de crear una zona segura en la frontera.