19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 1 de agosto de 2019

    El rapero estadounidense A$AP Rocky asegura ante un tribunal que intentó evitar la pelea en Estocolmo

    El rapero estadounidense A$AP Rocky asegura ante un tribunal que intentó evitar la pelea en Estocolmo
    El rapero estadounidense ASAP Rocky.REUTERS / ANDREW BURTON

    ESTOCOLMO, 1 Ago. (Reuters/EP) -

    El rapero estadounidense A$AP Rocky ha afirmado este jueves ante un tribunal que había intentado evitar la pelea en el centro de Estocolmo, incidente tras el cual quedó bajo custodia policial y acusado de agresión.

    El caso ha generado mucha atención de los medios ya que famosos como Kim Kardashian y Rod Stewart han defendido al intérprete, productor y modelo de 30 años, y el presidente estadounidense, Donald Trump, ha pedido al primer ministro sueco, Stefan Lofven, que le ayude a liberarlo.

    A$AP Rocky, cuyo nombre real es Rakim Mayers, fue detenido el 30 de junio después de una pelea frente a un restaurante de hamburguesas en Estocolmo. Dos de sus acompañantes fueron acusados de agresión con lesiones corporales.

    Los tres hombres se declararon no culpables en el inicio del juicio el martes y el abogado de Mayers dijo que el rapero actuó en defensa propia. En su primer testimonio, el rapero ha dicho que se asustó al ver que eran seguidos por el demandante, un hombre de 19 años, y su amigo.

    "Queríamos calmar la situación y alejarnos de estos hombres", ha manifestado. Así, ha resaltado que, cuando los dos hombres atacaron a su guardaespaldas, él reaccionó y lanzó contra el suelo al demandante, Mustafá Jafari.

    "En ese punto, intervine. Lo arrojé al suelo y le pisé el brazo, lo pateé. Lo golpeé y empujé", ha relatado.

    Jafari dijo el martes que fue empujado y sujetado por el cuello por el guardaespaldas de Mayers fuera del restaurante y que siguió al grupo del rapero para recuperar sus auriculares. Así, agregó que entonces le golpearon en la cabeza con una botella y le pegaron y patearon cuando estaba en el suelo.

    En el centro del caso se sitúa el presunto uso de una botella en la agresión, dado que el joven sufrió varios cortes durante el incidente. Los abogados del rapero afirman que serían trozos de cristal que estaban clavados en el zapato de A$AP Rocky.

    Se espera que el juicio termine el viernes. El tribunal anunciará en ese momento una fecha para el veredicto y dirá si Mayers debe permanecer en custodia hasta entonces.

    A$AP Rocky se encontraba en la capital sueca para realizar un concierto. Tras el incidente tuvo que cancelar varias presentaciones de su gira europea.

    Para leer más