23 de septiembre de 2019
21 de julio de 2014

Los rebeldes aseguran haberse hecho con el control de Nasir tras un enfrentamiento con el Ejército

YUBA, 21 Jul. (Reuters/EP) -

El Ejército de Sudán del Sur y los rebeldes leales al exvicepresidente Riek Machar han protagonizado este domingo un nuevo enfrentamiento, esta vez en la localidad de Nasir, aumentando las preocupaciones sobre el posible fin del acuerdo de alto el fuego firmado en mayo.

El portavoz de los rebeldes, Lul Ruai Koang, ha detallado que los milicianos han lanzado un asalto contra la ciudad y que "liberaron Nasir" pocas horas antes de la medianoche.

Por contra, el portavoz del Ejército, Philip Aguer, ha confirmado los enfrentamientos pero ha desmentido que los rebeldes controlen la totalidad de la ciudad, ubicada en el estado de Alto Nilo, a unos 30 kilómetros de la frontera con Etiopía.

"Los rebeldes han estado bombardeando Nasir desde la noche del sábado y en la mañana del domingo lanzaron un ataque por tierra. Aún hay combates, pero los rebeldes no controlan Nasir", ha dicho. La ciudad ha cambiado de manos varias veces desde el estallido de los enfrentamientos en diciembre de 2013.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas advirtió la semana pasada de que está dispuesto a considerar las "medidas adecuadas" contra las partes en conflicto en Sudán del Sur en caso de que no pongan fin a la violencia y negocien un Gobierno de transición.

La ONU y la Unión Europea (UE) ya han impuesto sanciones a los líderes militares de ambas partes, si bien la embajadora estadounidense ante el organismo internacional, Samantha Power, detalló que el Consejo de Seguridad consideraría imponer nuevas sanciones a otros individuos.

El pasado mes de diciembre estallaron en Sudán del Sur enfrentamientos entre soldados leales al presidente del país, Salva Kiir, de etnia dinka, y partidarios de Machar, de etnia nuer. Desde entonces, se estima que ha habido miles de muertos y más de 1,3 millones de sursudaneses se han visto obligados a abandonar sus hogares.

La Autoridad Intergubernamental de Desarrollo (IGAD) --un bloque integrado por Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán, Uganda, Yibuti, Eritrea y Sudán del Sur--, afirmó en junio que Kiir y Machar habían acordado poner fin a los combates y completar las negociaciones de paz en 60 días, tras lo que se crearía un Gobierno de unidad.

El Consejo de Seguridad duplicó el número de 'cascos azules' desplegados en el país hasta los 12.500, a los que se suman 1.323 agentes de policía, si bien por el momento sólo han llegado al país 8.100 militares.

Para leer más