21 de octubre de 2020
19 de abril de 2018

Un refugiado sirio se entrega a la Policía tras protagonizar una agresión con tintes antisemitas en Alemania

BERLÍN, 19 Abr. (DPA/EP) -

Un refugiado sirio de 19 años se ha entregado este jueves a la Policía de la capital de Alemania, Berlín, por la agresión llevada a cabo el martes contra un israelí y un alemán que llevaban puesta una kipá, una tradicional gorra ritual judía.

Según ha informado la Policía, el joven se ha presentado en compañía de una abogada, tras lo que un juez ha dictado orden de arresto y prisión preventiva. El joven es un ciudadano sirio que llegó a Alemania en 2015.

Un joven israelí de origen árabe y un amigo alemán fueron insultados y agredidos por tres hombres que hablaban árabe el martes en Prenzlauer Berg, un barrio del este de Berlín.

El israelí fue golpeado con un cinturón por uno de los hombres mientras lo llamaba "bastardo judío" en árabe y posteriormente trató de agredirlo con una botella. La víctima filmó con su teléfono móvil el incidente antes de que los agresores se dieran a la fuga.

La Policía judicial había identificado al presunto agresor antes de que éste se entregase. Testigos habían declarado ante las autoridades y brindado información sobre el atacante.

El asalto causó indignación en Alemania. "El judaísmo es parte de Alemania. El que no acepte esto no tiene nada que hacer aquí", dijo el vicepresidente del Parlamento alemán, Thomas Oppermann, un día después de la agresión. "Esto tiene que estar claro: no hay lugar para el antisemitismo en Alemania", señaló.

La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó que se trataba de un "incidente horrible" y recordó que en Alemania hay tendencias antisemitas tanto en ciudadanos alemanes como en descendientes de árabes. "Hay que ganar la lucha contra los desmanes antisemitas", agregó.

En declaraciones efectuadas al diario 'Bild', el joven atacado, de 21 años, dijo que había recibido hace poco la kipá de regalo con la advertencia de no usarla en la calle. "Pensé que algo así no me pasaría en Alemania, ni siquiera en Berlín. Y después no pasaron ni cinco minutos y fuimos atacados", lamentó.

El hecho se suma a una serie de incidentes antisemitas que han hecho saltar las alarmas en Alemania, como los insultos de alumnos musulmanes de un colegio de Berlín a una compañera judía.

Asimismo, se desató una gran polémica tras el galardón a dos raperos alemanes que compusieron un tema con una frase ofensiva a las víctimas del Holocausto. Varios premiados con el Echo devolvieron la distinción en señal de protesta.

La Central de Investigación e Información sobre Antisemitismo registró el año pasado 18 asaltos y 23 amenazas concretas a judíos. La Comunidad Judía calcula que en la capital alemana viven en la actualidad unos 20.000 judíos.

El miércoles se reunieron ministros de Cultura de las regiones alemanas con representantes del Consejo Central de los Judíos de Alemania para abordar el tema del antisemitismo en las escuelas.

Felix Klein, el titular del recién creado cargo de responsable de la lucha contra el antisemitismo en Alemania, pidió que el antisemitismo de los musulmanes que viven en Alemania se vea reflejado de forma más realista en las estadísticas.

Según las cifras oficiales, un 90 por ciento de los delitos de odio a los judíos es cometido por ultraderechistas, desveló Klein en declaraciones al diario 'Die Welt'.

"Pero de los judíos en Alemania escucho otras versiones. El antisemitismo musulmán es más fuerte de lo que se ve en la estadística (...). Es verdad, el odio a los judíos también tiene un rostro islamista y puede tener un trasfondo musulmán. El antisemitismo está propagado en muchos países islámicos. Y con frecuencia es traído de allí a Alemania", remachó.

Para leer más