10 de abril de 2020
14 de febrero de 2014

El régimen sirio sólo ha entregado el 11 por ciento de su arsenal químico

AMSTERDAM, 14 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno sirio sólo ha entregado el 11 por ciento de sus armas químicas a los equipos internacionales responsables de sacarlas del país, según fuentes consultadas por la agencia Reuters y que parecen descartar el cumplimiento del plazo fijado para destruir todo el arsenal antes de finales de junio.

Damasco debería haber entregado ya las 1.300 toneladas de material tóxico catalogado por la Organización para la Prohibición de las Armas químicas (OPCW), responsable de supervisar el desarme. Sin embargo, en los tres cargamentos evacuados hasta ahora sólo ha dado el 11 por ciento.

El tercer lote, cedido esta semana, contenía 54 toneladas de hexamina, un material utilizado para la fabricación de explosivos y del que el régimen ya ha entregado hasta ahora algo más de 140 toneladas, según tres fuentes de la OPCW. Esta cantidad sólo representa el 5 por ciento de los químicos considerados prioritarios.

"Siendo sinceros, los materiales importantes todavía no han sido entregados, salvo un pequeño cargamento al principio. Esto significa que vamos muy por detrás de lo previsto", ha reconocido una fuente que ha pedido "acelerar" el proceso si se quiere llegar a tiempo. En este sentido, ha recordado que el proceso de destrucción debería haber comenzado hace diez días.

El próximo plazo concluye a finales de marzo, cuando en teoría deberían quedar destruidos la mayoría de los tóxicos, incluidos los gas sarín y mostaza. Pese a las dudas cada vez más evidentes, tanto el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, como la jefa de la misión que supervisa el desarme, Sigrid Kaag, siguen confiando en concluir la eliminación antes del 30 de junio.

El incumplimiento de esta fecha tendría graves implicaciones políticas, ya que tanto Estados Unidos como Rusia han apostado gran parte de su credibilidad diplomática en el proceso. No obstante, queda por ver si Siria será sancionada por no acatar los compromisos ya que Rusia es uno de sus principales valedores y tiene derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Siria necesitaría acelerar considerablemente los traslados del arsenal y entregar decenas de lotes en las próximas semanas, pero las fuentes citadas por Reuters han reconocido que es improbable. El régimen de Al Assad ha atribuido los retrasos a la falta de seguridad sobre el terreno por los constantes combates con los combatientes rebeldes.

Desde la OPCW, esperan que cinco contenedores blindados sean trasladados esta semana y otros diez durante el próximo mes. El Gobierno cuenta con diez contenedores --financiados por la ONU-- que debe vaciar en cuanto sale de la zona de guerra para volver a llenarlos.

El blindaje y las complicaciones logísticas y económicas que lleva aparejadas este sistema también es motivo de críticas. "Llevan durante años moviendo estas cosas sin vehículos blindados y, ahora, ¿por qué los necesitan?", ha planteado un diplomático occidental.

Para leer más