21 de febrero de 2019
17 de enero de 2019

Reino Unido convoca al embajador de Zimbabue ante la represión de las manifestaciones en el país

Reino Unido convoca al embajador de Zimbabue ante la represión de las manifestaciones en el país
REUTERS / LUC GNAGO - ARCHIVO

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Reino Unido ha convocado este jueves al embajador de Zimbabue para trasladarle la "gran preocupación" de Londres ante la represión violenta de las recientes manifestaciones en el país africano.

"He estado siguiendo con creciente preocupación los acontecimientos de la última semana", ha dicho la secretaria de Estado británica para África, Harriet Baldwin, quien ha condenado el "comportamiento violento" de algunos manifestantes y la "respuesta desproporcionada" de las fuerzas de seguridad.

Así, ha subrayado que hay "informaciones preocupantes sobre el uso de fuego real, intimidación y fuerza excesiva", al tiempo que ha criticado la suspensión del acceso a los servicios de Internet durante los días 15 y 16 de enero.

"Pedimos al Gobierno de Zimbabue que garantice que sus fuerzas de seguridad actúan de forma profesional, proporcionada y siempre con respeto a la vida y los derechos constitucionales", ha manifestado en su comunicado.

"Solicitamos además al Gobierno de Zimbabue que investigue todas las denuncias sobre abusos de los Derechos Humanos y reclamamos la restauración del acceso total a Internet, en línea con el derecho constitucional de los ciudadanos a la libertad de expresión", ha remachado.

La Policía ha informado de la muerte de tres personas en enfrentamientos entre agentes y manifestantes en las protestas del lunes, si bien una organización médica ha elevado el balance a seis muertos.

Muchos zimbabuenses acusan al presidente, Emmerson Mnangagwa, de haber fracasado en el cumplimiento de las promesas que hizo en campaña electoral para reactivar el crecimiento económico y romper con el régimen anteriormente liderado por Robert Mugabe, que se vio abocado a dimitir en noviembre de 2017 tras 37 en el poder.

Desde entonces, el país ha sufrido de nuevo las consecuencias por la escasez de dólares que afecta a su economía, lo que ha hecho crecer la inflación y ha pasado factura a los ahorros de los ciudadanos, que han decidido salir a la calle para protestar por la situación.

El Gobierno ha culpado por las manifestaciones al principal partido opositor y a los grupos locales defensores de los Derechos Humanos y ha denunciado que todo forma parte de un plan para derrocar al Gobierno de Mnangagwa.