1 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Reino Unido sopesa prohibir las exportaciones de gas lacrimógeno a China por la represión en Hong Kong

LONDRES, 22 Oct. (Reuters/EP) -

Reino Unido ha revelado este miércoles que sopesa prohibir a sus empresas las exportaciones de gas lacrimógeno a China debido a su reciente uso por parte de la Policía hongkonesa para reprimir las manifestaciones democráticas en la ex colonia británica.

"Sí, previamente hemos autorizado las exportaciones de gas lacrimógeno a Hong Kong", ha admitido el secretario del Ministerio de Exteriores Hugo Swire en un declaraciones ante la Cámara de los Comunes.

"Pero podríamos tener en cuenta los recientes disturbios en Hong Kong cuando se discutan estas cuestiones", ha añadido, indicando que el Gobierno de David Cameron podría revisar dichas autorizaciones.

En los últimos días la Policía ha vuelto a reprimir las protestas que desde hace meses protagonizan los hongkoneses, sobre todo estudiantes e intelectuales, para exigir a Pekín que retire el filtro de los candidatos a gobernador de cara a las elecciones de 2017.

Aunque las fuerzas de seguridad han desmantelado los campamentos de protesta, los manifestantes los han vuelto a instalar. Tienen de plazo hasta el próximo viernes para cumplir la orden del Tribunal Supremo de acabar con la sentada.

A pesar de que el régimen chino ha intentado restar importancia a las protestas democráticas en Hong Kong, que son vistas con lejanía desde el territorio continental, su duración y el foco internacional han obligado a Pekín a reaccionar.

En un primer paso, el gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, ha accedido a reunirse con los manifestantes esta semana para iniciar un diálogo que no parece que vaya a prosperar sin concesiones gubernamentales debido a la determinación de los hongkoneses.