14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 21 de enero de 2014

    El retraso del avión del régimen sirio se debe a que una empresa griega se negaba a darle combustible

    BEIRUT/ATENAS, 21 Ene. (Reuters/EP) -

    El retraso que ha sufrido este martes en el aeropuerto internacional de Atenas el avión que traslada a la conferencia de paz de Ginebra a la delegación del Gobierno sirio ha sido consecuencia de que una compañía logística griega se ha negado a ponerle combustible a la aeronave por temor a que se le aplicaran las sanciones internacionales vigentes contra el régimen de Damasco, según ha explicado el jefe del Sindicato de los Trabajadores de Aviación Civil de Grecia, Vassilis Alevizopoulos.

    Alevizopoulos ha indicado que la aeronave ha recibido autorización para aterrizar en el aeropuerto ateniense pero que, una vez en tierra, la compañía encargada de darle combustible no ha querido hacerlo.

    Por su parte, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores griego ha confirmado que el avión ha sido retenido aunque ha subrayado que ya tiene permiso para despegar.

    "Frente a las afirmaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores griego sobre la resolución del problema con el avión sirio, no se ha permitido repostar a la aeronave, lo que ha impedido que despegue", ha informado la cadena de televisión estatal siria.

    El avión del Gobierno sirio traslada a Ginebra a la delegación que va a participar en la segunda conferencia de paz sobre Siria y que estará liderada por el ministro de Asuntos Exteriores, Walid al Muallem. La televisión siria ha advertido de que este retraso podría provocar la cancelación de la reunión que tenía previsto mantener Al Muallem con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, en Ginebra.