31 de marzo de 2020
23 de enero de 2008

Rice ofrece a Irán "una relación más normal" pero insiste en que debe abandonar su programa nuclear

DAVOS (SUIZA), 23 Ene. (Reuters/EP) -

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, dijo hoy que cree que la cuestión nuclear iraní se puede resolver por la vía diplomática, e incluso ofreció a Teherán "una relación más normal", pero insistió en que no se debe permitir a Teherán que se convierta en una potencia nuclear.

Después de que ayer los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania llegaran a un acuerdo para nuevas sanciones, Rice ofreció el incentivo de "una relación más normal" y más comercio si Irán abandona su programa nuclear, en su participación en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

"En último término, pese a todo, creemos que podemos resolver este problema a través de la diplomacia", afirmó Rice, según el texto difundido de su intervención. "Si Irán suspendiera su enriquecimiento de uranio y actividades de reprocesado --que es una demanda internacional, no sólo estadounidense-- entonces podríamos comenzar negociaciones, y podríamos trabajar en el tiempo para construir una relación nueva y más normal", afirmó.

Rice dijo que esta nueva relación podría definirse no por temor o desconfianza sino por una creciente cooperación, ampliando el comercio y los intercambios, y la resolución pacífica de las diferencias. Asimismo, en tono conciliador, dijo que Estados Unidos no tiene ningún deseo de que Irán sea un "enemigo permanente".

"Los iraníes son un pueblo orgulloso con una gran cultura y respetamos las contribuciones que han hecho a la civilización mundial", aseveró. Pero dijo que Washington tiene diferencias reales con el Gobierno iraní, por su deseo de dotarse con armas nucleares para apoyar el terrorismo y por las políticas iraníes desestabilizadoras en Irak.

Rice dijo que el acuerdo alcanzado entre los ministros de Exteriores de los seis ayer en Berlín para un tercer paquete de sanciones demuestra que el mundo sigue unido en que no quiere que Irán se convierta en una potencia armamentística nuclear. "Seguiremos exigiendo a Irán que cumpla con sus obligaciones internacionales", remachó.