4 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

RSF denuncia en Suecia a Eritrea por tener encarcelado en secreto a un periodista desde hace 19 años

RSF denuncia en Suecia a Eritrea por tener encarcelado en secreto a un periodista desde hace 19 años
Fotografía facilitada por RSF del periodista Dawit Isaak, que lleva detenido en Eritrea desde 2001 - RSF

La querella por delitos de lesa humanidad por el encarcelamiento de Dawit Isaak señala como sospechoso al presidente de Eritrea

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha presentado este miércoles ante la Justicia de Suecia una querella por crímenes de lesa humanidad por el caso del periodista eritreo con nacionalidad sueca Dawit Isaak, que lleva detenido en secreto en Eritrea desde 2001 y está considerado como el reportero que más tiempo lleva encarcelado de todo el mundo.

La querella, presentada por dos abogados suecos en nombre de RSF ante la Fiscalía de Crímenes Internacionales de Estocolmo, denuncia los crímenes de lesa humanidad, tortura, secuestro y desaparición forzada que la ONG considera que ha sufrido el reportero.

La denuncia señala a ocho sospechosos por la detención secreta del periodista eritreo, incluidos el presidente del país, Isaias Afewerki, que lleva en el poder desde 1993, y los ministros de Asuntos Exteriores, Justicia e Información eritreos, además de otros altos cargos y responsables de las fuerzas de seguridad.

"Por muy altos que sean sus cargos, las personas que llevaron a Dawit Isaak a prisión y lo han dejado allí enclaustrado durante casi 20 años deben ser consideradas penalmente responsables. Por tanto, es urgente que los tribunales suecos abran por fin una investigación penal", ha explicado la abogada y ganadora del Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, que es una de las firmantes de la denuncia.

"Mientras estas personas puedan actuar con impunidad y mientras los Estados que tienen la posibilidad de hacerlo no traten de condenarlas, no podrá progresar la justicia en Eritrea", ha subrayado Ebadi.

En un comunicado, RSF ha explicado que el periodista Dawit Isaak fue detenido en septiembre de 2001 durante las redadas que el presidente de Eritrea "ordenó contra opositores y periodistas de medios independientes".

Periodista y poeta, Isaak había regresado en esa época a su país para fundar a un medio reformista y para servir a "una Eritrea libre". "Lleva recluido en secreto desde su detención. En estos casi 20 años nunca se le ha permitido ver a sus abogados ni a su familia ni tampoco a los representantes de las Naciones Unidas y de Suecia, a pesar de tener ciudadanía sueca y de las numerosas solicitudes", ha indicado la ONG que defiende los derechos de la prensa.

LA ÚLTIMA PRUEBA DE VIDA DEL REPORTERO DATA DEL AÑO 2005

Tras señalar que la última prueba de vida del reportero "data de 2005", RSF ha dicho que "es probable que esté encarcelado en condiciones espantosas, en un contenedor ardiente en medio del desierto, en el centro de detención de Eiraeiro, en el mar Rojo".

Los abogados de RSF presentaron en 2014 una denuncia ante los tribunales suecos por la detención de Isaak y la Fiscalía General de Estocolmo reconoció que se habían cometido "crímenes de lesa humanidad" al menos por la "desaparición forzada" del reportero y señaló que se podía abrir una investigación preliminar por los "motivos graves" del caso.

Sin embargo, según recuerda RSF, tras una consulta con el Ministerio de Exteriores, "se llegó a la conclusión" de que semejante investigación "podría afectar a las relaciones de Suecia con Eritrea" y que, por lo tanto, se corría el riesgo de "reducir las posibilidades de actuar en favor de la liberación" de Isaak, con lo que se decidió no abrir indagaciones.

"Semejante argumento ya no es válido", ha recalcado el responsable jurídico de RSF, Paul Coppin. "Cinco años después de esta decisión, Dawit Isaak sigue desaparecido y las autoridades suecas no han conseguido nada: ni su liberación, ni al menos una visita o una prueba de vida. Las numerosas resoluciones o condenas de organismos internacionales, incluidos el Consejo de Derechos Humanos y la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, tampoco han logrado que la situación evolucione. Por tanto, es urgente, hoy, emprender acciones penales", ha subrayado.

RSF ha indicado que su denuncia tiene como objetivo "presionar a la justicia sueca para que detenga a los responsables de la suerte del periodista si ponen el pie en territorio sueco para ser juzgados y para que si hace falta, emitan órdenes de arresto internacionales".

"Si bien la desastrosa situación de los Derechos Humanos no ha experimentado ningún progreso en Eritrea durante casi 30 años, la justicia sueca puede tener un impacto decisivo para ayudar a Dawit Isaak y a todos los demás periodistas detenidos desde 2001, pero también para poner fin a la impunidad por los delitos cometidos en Eritrea y contribuir a mejorar la libertad de prensa en el país", ha explicado.

Redactada e interpuesta por el abogado Percy Bratt y el jurista Jesús Alcalá, la denuncia está firmada por el hermano del periodista, Esayas Isaak; la historiadora y experta internacional Susanne Berger; el responsable del 'equipo de Dawit Isaak' de la sección sueca de RSF, Björn Tunbäck, y Antoine Bernard, abogado internacional y asesor de litigios de RSF International.

La querella tiene el respaldo de la Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, la ex alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas Navi Pillay, la expresidenta de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos Pansy Tlakula, y el exministro de Justicia canadiense Irwin Cotler; entre otras personalidades.

Para leer más