5 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2006

R.Unido.- Unos 20.000 manifestantes piden la retirada de las tropas británicas de Irak y Afganistán en Manchester

MANCHESTER, 23 Sep. (EP/AP) -

Unos 20.000 manifestantes, según la policía, y 30.000, según los organizadores, protestaron hoy en Manchester por la presencia de soldados británicos en Irak y Afganistán un día antes del comienzo de la Conferencia del Partido Laborista que se celebrará en la ciudad desde mañana domingo hasta el próximo jueves. Los manifestantes abarrotaron la plaza de Albert Square antes de dirigirse al palacio de congresos de Manchester, lugar en el que se reunirán los laboristas.

"Protestamos contra el daño que ha hecho (el primer ministro británico, Tony Blair)", afirmó Jennifer Jones una estudiante de 20 años que participaba en la manifestación con una careta de Blair y una camiseta blanca manchada con sangre falsa. A su alrededor, los manifestantes la jaleaban, silbaban y tocaban tambores.

Cerca de las protestas, Blair llegó al hotel donde él y otros miembros de su partido se alojarán durante los días que dure la Conferencia. A la entrada del hotel varias personas le aplaudieron y animaron.

Familiares de militares asesinados en Irak estaban acampados a unos pocos metros del hotel, en el "campamento de la paz", donde los activistas han levantado varias tiendas de campaña.

Unos 600 manifestantes llegaron en un tren desde Londres y otros muchos llegaron en autobuses o bicicleta. Once personas recorrieron los 60 kilómetros que separan Sheffield de Manchester en bicicleta con llamativas camisetas con el lema "Bicicletas, no bombas" impreso.

Entre las pancartas de los manifestantes se podían leer lemas como "No a la guerra", "Rompamos el círculo de la violencia" o "Bush y Blair, hermanos de sangre".

Durante el mitin posterior a la manifestación se leyó un manifiesto en el que se acusaba a Blair de secundar a Estados Unidos en guerras ilegales en Irak y Afganistán y de no condenar los ataques del Ejército de Israel contra Líbano.

Blair "va a caer, pero no a causa de la economía o de grandes asuntos sociales; va a caer por una razón... porque está en las guerras y por la obscena relación tipo Monica Lewinsky que mantiene con Bush", afirmó el diputado George Galloway, antiguo miembro del partido laborista, ante la multitud congregada en la céntrica plaza.

También participaron en el acto la periodista Lauren Booth, hermana de la primera dama, Cherie Blair. Booth censuró con dureza el papel desempeñado por Blair en el conflicto de Líbano. "Quiero que se avergüence... no presionó para conseguir un alto el fuego inmediato en Líbano y permitió que fuera devastado", afirmó.