22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 9 de julio de 2008

    R.Unido.- Las constructoras Bovis Homes y Redrow se suman a la cascada de despidos en Reino Unido por la crisis

    LONDRES, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las constructoras británicas Bovis Homes y Redrow anunciaron hoy sendos programas de reestructuración con el objetivo de reducir costes y ajustar sus plantillas a las actuales necesidades del mercado por lo que ambas compañías reducirán un 40% su personal, lo que dispara la cifra de despidos en el sector a 4.500 en apenas una semana.

    En concreto, Bovis Homes suprimirá unos 400 empleos y cerrará su oficina regional del Este del país, lo que implicará una carga extraordinaria de 2 millones de libras esterlinas (2,5 millones de euros). Por otro lado, la empresa indicó que recortará el dividendo en un 75% ante la "escasez de liquidez en los mercados financieros y la fragilidad de la confianza de los consumidores".

    Asimismo, la constructora adelantó que sus ventas de viviendas disminuyeron un 32% hasta junio, mientras que el precio medio de venta bajó un 4%, hasta 196.500 libras (246.852 euros).

    Por su parte, el grupo constructor Redrow anunció que suprimirá unos 500 puestos de trabajo, el 40% de su plantilla, y reconoció que sus ventas de viviendas han bajado un 18,6%, mientras que el precio medio de venta disminuyó un 2%.

    "El mercado inmobiliario de Reino Unido continúa siendo severamente afectado por la restricción crediticia. La confianza de los compradores de vivienda se está viendo influenciada por la preocupación respecto a los precios de la vivienda y las tasas de interés", señaló la compañía.

    LLUVIA DE DESPIDOS ENTRE LAS CONSTRUCTORAS BRITÁNICAS.

    El anuncio de las dos constructoras se suma al realizado ayer por la segunda mayor constructora del país, Persimmon, que despedirá a 1.100 empleados tras sufrir un descenso del 34% en sus ventas.

    Asimismo, el pasado jueves Barratt Developements anunció que eliminará 1.000 puestos de trabajo, alrededor del 15% de su plantilla, mientras que el grupo constructor Galliford Try confirmó el despido de 256 empleos en su división de construcción, y la promotora Ballymore recortará 50 empleos, un 10% de su plantilla.

    Además, la promotora Bellway despedirá a 250 empleados, mientras que Taylor Wimpey, la mayor constructora británica, anunció la eliminación de 900 puestos de trabajo para ajustar su plantilla a las necesidades del mercado.