20 de junio de 2019
22 de marzo de 2008

R.Unido.- El Ministerio de Sanidad defiende la controvertida ley sobre embriones

LONDRES, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Sanidad británico, Ben Bradshaw, defendió hoy la nueva ley sobre investigación con embriones que el Gobierno del primer ministro Gordon Brown estudia proponer para su aprobación. La ley fue duramente criticada por la iglesia Católica, sobre todo la escocesa, que califica el proyecto de ley de "digno de Frankenstein", ya que permitiría la creación de embriones híbridos humanos y animales para investigar.

El máximo responsable de la iglesia Católica escocesa, el cardenal Keith O'Brien, cree que los diputados tienen un "dilema moral" y ha dirigido una carta al primer ministro pidiéndole que se les permita votar en conciencia. "Esta ley supone un ataque monstruoso contra los Derechos Humanos, la dignidad humana y la vida humana", declaró O'Brien.

"Creo que si se tratara de lo que decía el cardenal, de crear bebes a partir de secciones de otros cuerpos o de rapiñar tejidos de muertos sí estaría justificado el voto libre", explicó Bradshaw en declaraciones a BBC Radio 4. "Pero no se trata de eso. Estaba equivocado y creo que fue desproporcionado y emotivo por el modo en que criticó esta legislación", agregó.

"Se trata de utilizar células preembriónicas para investigar, lo que permitiría aliviar el sufrimiento de millones de personas de este país. El Gobierno ha adoptado una postura y eso es bueno", dijo. "Tenemos voto libre en cuestiones de conciencia como el aborto o la pena de muerte, donde el Gobierno no tiene una postura".

"Pienso que en este caso el Gobierno tiene derecho a intentar impulsarlo por el beneficio potencial para muchas personas", explicó.