6 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Rusia.- El alcalde de Moscú vuelve a negar la autorización para una marcha gay alegando razones de moral pública

MOSCÚ, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, negó de nuevo la autorización para la realización de un desfile gay en la ciudad por razones de moral pública y de seguridad, según anunció él mismo anoche en una entrevista con la cadena de televisión TVC.

"Hay dos razones que impiden la celebración de un desfile gay. La primera es que la moral pública no acepta semejantes marchas, la moral pública no acepta a estos mariquitas", afirmó Luzhkov. La segunda causa, a su juicio, tiene que ver con la seguridad de los homosexuales.

"Si se reúnen para un desfile, acabarán matándoles. Hay otros sectores radicales en nuestra sociedad que no les aceptan y que simplemente podrían dar una paliza a los homosexuales", advirtió, según citó la agencia RIA Novosti.

RESPUESTA DE LA COMUNIDAD GAY

Por su parte, un grupo de activistas por los derechos homosexuales en Moscú advirtieron de que piensan llevar a juicio al alcalde por insultar su dignidad durante la entrevista al afirmar que los "maricas" socavaban una sociedad moralmente sana.

Aunque un tribunal rechazó un caso previo presentado en 2007, cuando describió sus marchas como "satánicas", el activista por los derechos homosexuales Nikolai Alexeyev aseguró que los abogados presentarían un nuevo caso contra Luzhkov en una tribunal de Moscú esta semana y más adelante en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo.

"Nadie en Rusia puede ganarle a las autoridades. Esto se trata de generar consciencia", dijo a Reuters por teléfono. Además de prohibir varios desfiles del orgullo gay en Moscú, Luzhkov también responsabilizó a los homosexuales por la transmisión del VIH.

Alexeyev acusó a Luzhkov de usar el tema de la seguridad como una cortina de humo y que en realidad lo que pasa es que no quiere ver a activistas homosexuales en las calles de Moscú. "Si el alcalde de Moscú no puede brindar seguridad a un grupo de 100 personas, no debería ser alcalde", afirmó.

Ya se hicieron varios intentos por organizar en Moscú una marcha de orgullo gay aunque las autoridades jamás autorizaron tal acción. El intento más reciente, el pasado 16 de mayo, coincidió con el final del concurso Eurovisión 2009. En aquella ocasión, la Policía detuvo en el centro de Moscú a unos 40 manifestantes del llamado "desfile gay eslavo".