5 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Rusia/Francia.- Rusia y Francia firman acuerdos en materia de transporte y aeronáutica por valor de 7.800 millones

Putin tranquiliza a los europeos y dice que no usará su participación en EADS "para cambiar nada" y que se creará un grupo de trabajo

COMPIEGNE, (FRANCIA), 23 Sep. (EP/AP) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció hoy la firma de acuerdos bilaterales con Francia en materia de transporte y aeronáutica, cuyo valor asciende a más de 10.000 millones de dólares (unos 7.826 millones de euros), en el marco de la cumbre tripartita que mantiene en Francia con su homólogo francés, Jacques Chirac, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Al término de este encuentro, Putin señaló que los acuerdos franco-rusos se firmaron ayer viernes y que permitirán a Rusia poner en práctica proyectos de infraestructuras de transportes. Entre los proyectos que el presidente ruso ha cerrado se encuentra un acuerdo básico entre Rusia y el grupo BTP francés para la construcción de una autopista que unirá la capital rusa, Moscú, con San Petersburgo.

"Rusia está interesada en las relaciones extremadamente fuertes en materia de tecnologías avanzadas, aviación, espacio y creación de infraestructuras modernas. Hemos hablado del espacio y de la aeronáutica en el marco de proyectos concretos", explicó Putin.

GRUPO DE TRABAJO Y TRANQUILIDAD PARA EUROPA

Después de la cumbre tripartita, Putin también anunció que Francia, Alemania y Rusia crearán un grupo de trabajo para estudiar el papel que Rusia tendrá en EADS, sumido en una grave crisis debido a los retrasos registrados en la producción y entrega del A380, el mayor avión de pasajeros del mundo.

El Banco de Comercio Exterior de Rusia, Vneshtorgbank (VTB), ya ha comprado un paquete accionarial del 5,02% en EADS, lo que le sitúa a la altura de las acciones controladas por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que tiene un 5,5% del capital del consorcio europeo.

Al respecto, Putin insistió en que la compra por parte del banco ruso del 5% de EADS "no es un signo de agresión", en un intento por tranquilizar la preocupación europea sobre las ambiciones que pueda tener Putin dentro de EADS.

Rusia pretende obtener una minoría de bloqueo dentro del accionariado del grupo, así como un sillón en el consejo de administración, capitaneado por el holding francés Sogeade --formado por el Estado galo y Lagardère-- y la alemana DaimlerChrysler.

Independientemente del porcentaje de participación, no es posible acceder al consejo de EADS sin contar con el apoyo de DaimlerChrysler o de Sogeade, que controlan un 22,5% cada uno. Según los estatutos del consorcio europeo, sólo estos dos accionistas tienen derecho de voto para elegir a los miembros del consejo.

"Os puedo asegurar que nuestra participación no es un signo de agresión", señaló el presidente ruso. En este sentido, aseguró que Rusia no utilizará su porcentaje en EADS para cambiar "nada en ningún sentido". Además, señaló que el banco no aumentaría sus acciones en la compañía sin el acuerdo de sus socios franceses y alemanes.

Mientras Merkel y Chirac no se pronunciaron sobre este tema, Putin recalcó que la compra del banco fue "un juego de mercados financieros", tras sugerir que el banco tomó ventaje del bajo precio de las acciones de EADS, que habían caído debido a los retrasos del 'superjumbo'.

EADS dijo a principios de este mes que mantenía reuniones sobre posibles nuevas inversiones y programas de aviones con compañías del sector aeronáutico ruso, pero quiso dejar claro además que la participación del banco ruso no llevaría a un mayor protagonismo dentro de la compañía en sí.