15 de noviembre de 2019
30 de noviembre de 2009

Sáhara.- El Gobierno ofrece a Haidar que continúe su lucha por la autodeterminación del Sáhara desde España

ARRECIFE (LANZAROTE), 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central ha ofrecido a la pacifista saharaui Aminetu Haidar, en huelga de hambre en el aeropuerto de la isla de Lanzarote, que continúe su lucha por la autodeterminación del Sáhara Occidental desde España.

"El Gobierno le está ofreciendo la posibilidad de continuar su lucha por la libre determinación del pueblo saharaui en las mejores condiciones posibles desde España para que la lucha de Haidar no acabe en Lanzarote sino que continué hasta lograr su objetivo. El Gobierno cree que debe vivir para luchar no luchar para morir", así lo aseguró el director del Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores enviado a Lanzarote, Agustín Santos.

Santos que forma parte de una delegación del Ministerio de Asuntos Exteriores incidió en rueda de prensa en que en el encuentro que mantuvo ayer con Haidar le ofrecieron tanto el asilo político como un documento de viaje, lo que fue rechazado por la activista.

De todos modos, insistió en que aunque el Ejecutivo central comprende la lucha de Haidar "quiere evitar una tragedia", de ahí que haya puesto "encima de la mesa todo" lo que puede ofrecer aunque afirmó que está abierto a estudiar otras opciones pero "nadie ha puesto encima de la mesa una opción para que la señora Haidar pueda salir".

Añadió que el Gobierno ha dado a la activista estas dos opciones por si Haidar decide finalmente, por motivos políticos o personales, no acudir a las autoridades marroquí en España a requerir la documentación que necesitaría para volver a El Aiun. Santos lamentó que la 'Ghandi saharaui' rechazara las propuestas españolas, ya que esto no permitirá por el momento una salida "inmediata" de la pacifista.

En este sentido, indicó que según la abogada de Haidar, la pacifista no aceptaba el pasaporte español porque no quería sentirse extranjera; sin embargo, Santos señaló que ella tiene un pasaporte marroquí y "ella no se considera marroquí", por lo que "puede hacer uso de un pasaporte español" sin que deje de sentirse saharaui.

Asimismo, hizo hincapié en que han viajado a Lanzarote, entre otras cosas, porque el Gobierno comparte con Haidar el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. "Compartimos con Haidar el objetivo político fundamental que es que el pueblo saharaui puede obtener el derecho de libre determinación y esa ha sido la posición no solamente del Gobierno español sino de todos los partidos del Parlamento español que, año tras año, vota mociones", apostilló.

En relación con los hechos que han llevado a la situación actual de Haidar, el enviado por el Ministerio de Exteriores apuntó que en la reunión que mantuvo con la saharaui en el día de ayer, ella le confesó que esperaba ser detenida o que se le retirase su documentación pero que "nunca imaginó que las autoridades marroquí la expulsaran".

"VIOLACIÓN DE SUS DERECHOS"

Santos, sin embargo, indicó que existen puntos en los que Gobierno y Haidar están de acuerdo, tales como que fue "expulsada contra su voluntad y en violación de sus derechos fundamentales por parte de las autoridades marroquí".

Agregó que también coinciden en el hecho de que esta situación responde al conflicto del Sáhara Occidental. Ambos puntos, subrayó, definen el fin último que se trata de "ese mismo objetivo compartido que es buscar una solución al conflicto del Sáhara Occidental".

Respecto, al punto "fundamental de desacuerdo" estriba en lo referente a la entrada de Haidar en España y sobre lo que la activista ha presentado una querella al considerar que se violaron ciertos derechos.

"La posición del Gobierno es que las autoridades de las frontera española actuaron de acuerdo al ordenamiento nacional. Este punto de desacuerdo responde a una situación que está por detrás de nosotros que será resuelta por vía judicial pero que no marca la búsqueda para una solución de la señora Haidar. Tenemos que partir para buscar una salida en positivo a esta situación", apuntilló el director del Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Asimismo, apuntó que el Ejecutivo central centra su defensa en este sentido en que Haidar disponía de un "documento español válido, como es el documento de residencia", lo que le permite residir en España como ciudadana marroquí, de ahí que no se le prohibiera entrar en España.

Respecto a la polémica surgida con su traslado, explicó que la compañía aérea "interpretó que estaba obligada a trasladar a Haidar, después de su expulsión, hacia el país de donde procedía, a España, y esa fue la razón que en el primer vuelo que hubo fue el de Lanzarote".

ESPAÑA Y MARRUECOS

Por otro lado, también se remitió a las gestiones que el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha realizado con su homólogo marroquí. En este sentido, afirmó que tras una entrevista entre ambos dirigentes se fijó "el compromiso de que Haidar, como ciudadana marroquí, puede solicitar pasaporte marroquí ante las autoridades", a lo que apuntó que el Gobierno español sigue dichas gestiones de que se conceda la documentación, en caso de que lo solicite, con el fin de garantizar la posibilidad de acceso de Haidar como ciudadana marroquí.

De todos modos, Santos puntualizó que, por parte, de la pacifista "no se ha producido un hecho que es importante, que se convierte en un obstáculo técnico, que puede traer consecuencias políticas importantes", y es que Haidar no ha hecho una manifestación ante las autoridades marroquí para solicitar la documentación pertinente, las ha hecho ante la prensa, pero "no lo ha hecho de forma formal".

Agregó que aunque se trata de una cuestión que "no corresponde al Gobierno español", aseguró que de "no producirse este hecho será alegado como un obstáculo" para cualquier proceso a llevar a cabo. Al respecto, puntualizó que las autoridades consulares marroquí le han ofrecido "asistencia consular si se la solicita" la saharaui.

El enviado por el ministro de Exteriores incidió en que lo que el Gobierno defiende es el derecho de los saharauis "a volver" al Sáhara, respetándose el derecho de viaje y de movimiento.

Finalmente, apuntó que la delegación del Ministerio de Asuntos Exteriores permanecerá en la isla de Lanzarote para cuando Haidar quiere reunirse con ellos porque "de momento" no tienen fecha de regreso.