29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
18 de diciembre de 2009

Sáhara.- Moratinos, satisfecho por el regreso de Haidar, niega que se hayan hecho concesiones a Marruecos

BRUSELAS, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, mostró hoy su "satisfacción" por el regreso de la activista saharaui Aminetu Haidar a El Aaiún y negó que en la negociación con Marruecos para solucionar la crisis se hayan hecho "concesiones".

"Creo que todos nos debemos felicitar, ese era su deseo, ha sido su lucha, su compromiso, y el Gobierno ha hecho desde el principio todo lo posible para que fuera lo más rápido", dijo Moratinos en rueda de prensa en Bruselas, donde hoy presenta las prioridades de la presidencia española de la UE para el próximo semestre.

El jefe de la diplomacia española dijo además que "no se han hecho concesiones" a Rabat sino que se han realizado "amplias negociaciones" con las autoridades marroquies que "al final han entendido que lo normal y lo lógico era permitir el regreso" de la activista saharaui, que estuvo 32 días en huelga de hambre reclamando su vuelta al Sáhara.

Moratinos insistió en que se ha trabajado "de manera cordinada y positiva" con dos países "importantes", como Estados Unidos y Francia, y que esto no debe de ser un "elemento de crítica" porque se trata, agregó, de tres países que tienen "intereses" y capacidad en Marruecos.

La activista saharaui Aminetu Haidar despegó del Aeropuerto de Lanzarote rumbo a El Aaiún a las 22.23 horas de ayer tras 32 días de huelga de hambre en la isla lanzaroteña y después de que hace 15 días se produjera un intento fallido de subirla en una aeronave con destino a su hogar en el Sáhara Occidental. Aterrizó en la capital saharaui pasada ya la medianoche.

El pasado día 13, la activista saharaui regresaba a El Aaiún, después de recibir en Nueva York el 'Premio Coraje Civil 2009' de la Fundación Train cuando fue arrestada por la policía marroquí, que le confiscó su pasaporte.

Un avión de la compañía 'Canarias Aeronaútica' la trasladó al día siguiente, contra su voluntad, hasta el aeropuerto de Guacimeta, en Arrecife (Lanzarote), donde ha habitado desde que en la noche del día 15 decidiera emprender una huelga de hambre.

El hecho de que España permitiera a la activista saharaui entrar en territorio nacional sin pasaporte ha generado numerosas críticas y acusaciones reiteradas hacia el Ejecutivo de Zapatero.