24 de mayo de 2019
6 de enero de 2008

Sáhara.- El Polisario llega a la nueva ronda de negociaciones en Nueva York con dudas sobre la postura marroquí

Bujari se muestra dispuesto a escuchar la propuesta de Rabat pero advierte de que un fracaso tendría "graves consecuencias"

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Frente Polisario afronta la tercera ronda de negociaciones directas con Marruecos sobre el estatus del Sáhara occidental con serias dudas sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno marroquí en referencia a la petición de autodeterminación que solicita el pueblo saharaui, y ha anticipado que un fracaso en este nuevo encuentro supondría un golpe casi irreparable para sus expectativas, según su representante ante la ONU, Ahmed Bujari.

"Dadas las circunstancias y la información de la que disponemos, se percibe una continuidad en la política de intransigencia que sigue el Gobierno de Marruecos a la hora de aceptar la legalidad internacional", declaró Bujari a Europa Press.

Así, el encuentro que comenzará a partir de mañana en Manhasset (a las afueras de Nueva York) y que se prolongará hasta el próximo miércoles, corre el peligro de "convertirse en un fin en sí mismo", según Bujari, y no debe ser una "reiteración" de las reuniones anteriores.

El riesgo al que se enfrentan las partes implicadas es "alto", según el representante del Polisario, que advirtió de que la percepción de un fracaso en esta nueva reunión "tendrían consecuencias graves", a pesar de la voluntad del Frente a acudir "con la voluntad de atender a las dos propuestas": la petición del referéndum de autodeterminación por parte de los saharauis, y el estatuto de Autonomía que propone Rabat, y que sólo se vería sometido a consulta popular.

Para Bujari, es necesario que se den unas "medidas de confianza" en el ámbito humanitario, político y militar, que "no deben desaparecer de la mesa de negociación". De lo contrario, "un revés en el proceso terminaría clavando una daga en la credibilidad de Naciones Unidas, credibilidad que no puede ser secuestrada por Marruecos".