25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 31 de julio de 2014

    El Salvador arresta a un sacerdote español involucrado en proceso de tregua entre pandillas

    SAN SALVADOR, 31 Jul. (Reuters/EP) -

    La Policía de El Salvador ha detenido este miércoles al sacerdote español Antonio Rodríguez, un religioso activo en el proceso de reinserción social de pandilleros en el país, por introducción de objetos ilícitos en cárceles salvadoreñas y complicidad con el líder de una banda que ha ordenado homicidios.

    El padre 'Toño', como se le conoce, pertenece a la congregación pasionista y ha desarrollado planes de reinserción de miembros de pandillas y proyectos de prevención. Además, apoya la tregua de no violencia entre las 'maras', pandillas que libran encarnizadas luchas por territorios.

    Algunos líderes de pandillas que operan en el país, entre ellas la Mara Salvatrucha (MS-13) y su rival el Barrio 18, intentan mantener a flote desde marzo de 2012 una frágil tregua de no agresión para disminuir los altos índices de homicidios en el empobrecido país centroamericano.

    El director de la Policía, Mauricio Landaverde, ha explicado que Rodríguez está acusado de introducir teléfonos celulares a las cárceles, algo que está prohibido por la ley porque muchos delincuentes ordenan homicidios o extorsiones desde prisión.

    "El tráfico ilícito el mismo código penal lo establece a un centro penitenciario e incluye todos aquellos objetos que de acuerdo a la ley sean prohibidos como teléfonos celulares, accesorios de los mismos, tarjetas SIM", ha apuntado Landaverde.

    El funcionario ha vinculado al sacerdote con José Timoteo, alias 'el Chori' Mendoza, líder en la cárcel de Cojutepeque de la mara Barrio 18, una de las principales pandillas, quien ha ordenado homicidios en el departamento de La Unión, al oeste del país.

    "Conforme que la investigación (sobre los homicidios) avanza, se conocen nuevos hechos (...) la relación que ya se adujo con la participación del señor Antonio Rodríguez", ha añadido Landaverde.

    El religioso fue capturado esta madrugada en un control policial mientras se conducía hacia su vivienda al norte de la capital, en la ciudad de Mejicanos.

    El religioso se encuentra detenido en la División Central de Investigaciones de la policía, donde ha sido asistido por el cónsul de la embajada española en el país y miembros de la procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos.

    "(La captura) Es una especie de presión social o política debido al trabajo que él realiza, un trabajo muy valorado internacionalmente", ha defendido ante la prensa el superior de la orden pasionista, Gerardo Méndez.

    La policía también ha informado de que durante la madrugada del miércoles capturó a otras 127 personas, entre ellas abogados, policías y empleados del sistema judicial, por los delitos de narcotráfico. Además, varios jefes de pandillas fueron detenidos por los delitos de homicidios, extorsiones y asociaciones ilícitas.

    Para leer más