23 de enero de 2020
14 de diciembre de 2019

Un salvadoreño que esperaba asilo de EEUU, hallado desmembrado dentro de maletas en México

Un salvadoreño que esperaba asilo de EEUU, hallado desmembrado dentro de maletas en México
Pictures of the Decade - REUTERS / KIM KYUNG HOON

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Dic. (Reuters/EP) -

Un ciudadano salvadoreño, que durante meses esperó en la ciudad fronteriza de Tijuana (México) a la espera de recibir una respuesta a su solicitud de asilo en Estados Unidos, fue asesinado el 20 de noviembre y posteriormente desmembrado y ocultado en dos maletas, tal y como han informado este viernes las autoridades mexicanas.

El hombre de 35 años había estado viviendo durante seis meses junto a su mujer en la ciudad mexicana, donde fueron enviados por el Gobierno de Estados Unidos en base a la ley de Protocolo de Protección de Migrantes, que estipula que los solicitantes de asilo deberán permanecer en regiones de México y Guatemala a la espera de que sus solicitudes sean aprobadas o no.

Según la esposa de la víctima, desde un primer momento tuvieron miedo de permanecer en Tijuana y así se lo hicieron saber al juez migratorio que se encargó de su caso. "Dijimos que era muy peligroso, que había mucha criminalidad y no nos hicieron caso, nos dijeron que no podían hacer nada, que éstas eran órdenes de Trump", ha declarado la mujer a la agencia Reuters.

"Nosotros no cruzamos por ningún lado, cruzamos correctamente, esperamos nuestro número para hacer las cosas bien, por eso esto es injusto", ha lamentado la viuda. Cada año, decenas de miles de migrantes cruzan México buscando llegar a Estados Unidos, pero muchos de ellos son asaltados, secuestrados o incluso asesinados.

Desde que se inició el nuevo acuerdo migratorio, unas 54.000 personas han sido enviadas a ciudades mexicanas a la espera de que su situación se regularice. Sin embargo, otros muchos prefieren volver a sus países de origen debido a los riesgos que supone permanecer en estas zonas fronterizas de México.

Human Rights First ha denunciado 636 casos de secuestro, violación, tortura, asalto y otros ataques violentos contra las personas que han sido enviadas a México desde que se impuso el nuevo plan migratorio de la Administración Trump.