30 de marzo de 2020
11 de noviembre de 2014

Santos urge a las FARC a acelerar las negociaciones de paz en La Habana

BOGOTÁ, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha pedido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acelerar las negociaciones de paz en La Habana "para evitar más muertes y más sufrimiento"

"Que aceleren las conversaciones en La Habana, que se pongan más serios y que avancemos más rápido para evitar más muertes y evitar más sufrimiento", ha dicho durante el sorteo de 550 viviendas gratuitas en el barrio El Boquerón de Ibagué.

A este respecto, Santos ha recordado que "la orden a las Fuerzas Militares y a la Policía es no bajar la guardia hasta que lleguemos a los acuerdos finales, porque en el entretanto tenemos que continuar con la presión, porque ellos también están haciendo de las suyas".

"No vamos a bajar la guardia en la defensa de la seguridad de todos los colombianos, de manera que esas son las órdenes", ha ratificado, según ha informado la Casa de Nariño --sede presidencial-- a través de un comunicado.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.

Para leer más