20 de junio de 2019
22 de mayo de 2014

Sarkozy denuncia la "falta de liderazgo" en la UE, aboga por la Europa a dos velocidades y por reformar Schengen

Defiende la devolución de algunas de las competencias transferidas por los Estados a Bruselas

PARÍS, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente francés Nicolas Sarkozy ha entrado en la campaña de las elecciones europeas a tres días de que se vote en Francia para lamentar la "falta de liderazgo" actual en la UE, reclamar una Europa a dos velocidades cuyo motor sean franceses y alemanes y para abogar por una reforma del Tratado Schengen que permite la libertad de movimientos dentro de las fronteras de los países miembros.

En una extensa tribuna de seis páginas publicada en el semanario galo 'Le Point', Sarkozy, que no aprovecha para pedir el voto a su partido, la UMP, defiende que "no es una paradoja abogar al mismo tiempo por Europa y por la defensa de nuestra identidad, es decir, la especifidad de nuestro modelo".

"Tenemos que ser europeos y franceses", ha reclamado a los ciudadanos galos, entre los que parece haber aumentado el euroescepticismo que previsiblemente se verá reflejado, de acuerdo con los sondeos, con una victoria del Frente Nacional este domingo.

En este sentido, tras constatar los "errores" de funcionamiento actuales de la UE, Sarkozy defiende "la creación de una gran zona económica franco-alemana" ante la "ausencia de liderazgo" actual que "pone a Europa en peligro".

En su opinión, esta gran zona "nos permitirá primero defender mejor nuestros intereses frente a la competencia alemana", al mismo tiempo que "nos permitirá a continuación asumir el liderazgo de los 18 países que componen nuestra unión monetaria". En este sentido, se muestra partidario de una "mayor integración" dentro de la zona euro.

Por otra parte, ha defendido la devolución de "no menos de la mitad de las actuales competencias" transferidas a Bruselas. Según él, estas "deberían ser asumidas por los Estados nacionales" al tiempo que las competencias europeas se reducirían a "una pequeña decena de políticas prioritarias y fundadoras: la industria, la agricultura, la competencia, las negociaciones comerciales, la energía, la investigación".

SCHENGEN II

Así las cosas, ante el "fracaso sin paliativos" de "la cuestión esencial de los flujos migratorios", Sarkozy propugna "suspender inmediatamente Schengen I y reemplazarlo por un Schengen II al que los países miembros solo pudieran sumarse tras haber adoptado previamente la misma política de inmigración".

En opinión del expresidente francés, esto "pondría fin al abuso del procedimiento que permite a un extranjero entrar en el espacio Schengen, y tras realizar este formalismo, elegir el país en el que las prestaciones sociales son las más generosas". "Si no reaccionamos rápidamente en los años que vienen, será nuestro pacto social el que estalle", ha prevenido.

Por último, ha subrayado que "debemos dejar de creer en el mito de la igualdad de derechos y responsabilidades de todos los países miembros" y ha reclamado que "la Comisión no debería tener competencias legislativas ya que existe un Parlamento Europeo y le solo le corresponde a él legislar".