7 de junio de 2020
16 de enero de 2020

Sassoli asegura que Serraj y Haftar participarán en la cumbre en Berlín sobre Libia

Sassoli asegura que Serraj y Haftar participarán en la cumbre en Berlín sobre Libia
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli - FRED MARVAUX/EUROPEAN PARLIAMENT / DPA

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha asegurado este jueves que el primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, y el mariscal de campo Jalifa Haftar participarán el domingo en la cumbre del Proceso de Berlín sobre el conflicto en el país africano.

"La participación de Serraj y Haftar en la conferencia de Berlín es un éxito para la diplomacia europea", ha dicho en un comunicado, antes de agregar que "es prueba de que cuando la Unión Europea (UE) actúa de forma unida y clara es capaz de hacer que se escuche su voz en el escenario internacional".

Así, ha defendido que "es necesario seguir aplicando presión sobre las partes implicadas para que el alto el fuego sobre el terreno sea confirmado por un acuerdo formal". "Este es el objetivo sobre el que hay que trabajar de cara a la conferencia de Berlín, en el que la UE jugará un papel decisivo", ha añadido.

Sassoli ha hecho además hincapié en la necesidad de que el bloque "esté dispuesto a utilizar toda herramienta a su disposición, tanto civil como militar y bajo los auspicios de Naciones Unidas, para supervisar el alto el fuego y garantizar que todo el mundo respeta el embargo de armas".

"Estos son requisitos previos fundamentales para la estabilización del país y para iniciar un diálogo político entre todos los actores principales en Libia. Una vez más, Europa ha demostrado que puede ser el mensajero de la paz y la estabilidad más allá de sus fronteras", ha zanjado.

Las partes en conflicto en Libia acordaron la semana pasada un alto el fuego tras un llamamiento en este sentido por parte de Turquía y Rusia, si bien Haftar abandonó el martes una cumbre en Moscú sin firmar el pacto, pidiendo más tiempo para llevar a cabo consultas.

Sin embargo, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha indicado este mismo jueves durante una visita sorpresa a la ciudad libia de Benghazi que las fuerzas de Haftar, leales al gobierno asentado en el este de Libia, están a favor del alto el fuego.

"Está de acuerdo en respetar el alto el fuego, aunque no firmase el acuerdo a principios de semana en Moscú", ha dicho Maas, que ve "extremadamente importante" este acercamiento. El ministro germano se ha visto tanto con Haftar como con Serraj.

Maas ha sostenido además que la cumbre del Proceso de Berlín es "la mejor oportunidad" para sentar las bases de unas conversaciones de paz entre los dos bandos que se disputan el control del país.

El jefe de la diplomacia alemana ha considerado esencial que ambas partes participen, en un llamamiento tanto a Haftar como al Gobierno de unidad auspiciado por la ONU que lidera Serraj, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

LA OFENSIVA DE HAFTAR

Haftar lanzó su ofensiva en abril de 2019, durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por el representante especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé.

Asimismo, anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, las fuerzas de Haftar tomaron por sorpresa la semana pasada la ciudad de Sirte, en un duro golpe al gobierno de unidad.

Es por ello que, en los últimos días, tanto la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL) como la Unión Europea han dado la voz de alarma ante la escalada del conflicto en el que está sumido el país desde la muerte del sátrapa Muamar Gadafi en 2011 y la guerra contra Estado Islámico.

Desde el inicio de las hostilidades, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Para leer más