23 de mayo de 2019
31 de octubre de 2010

Un saudí es considerado el principal sospechoso

WASHINGTON, 31 Oct. (Reuters/EP) -

El fabricante de bombas saudí Ibrahim Hassan Al Asiri es el principal sospechoso de los envíos a Estados Unidos de paquetes bomba procedentes de Yemen, informó un miembro del Gobierno en condición de anonimato.

Asiri, que encabeza una lista de criminales buscados por Arabia Saudí, es el hermano de un terrorista suicida que murió el año pasado en el intento de atentar contra el jefe de la unidad antiterrorista saudí, el Príncipe Mohammed Bin Nayef.

Según las investigaciones en curso, al menos uno de los paquetes interceptados ayer en Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos contenía tetranitrato de pentaeritritol, Pent, el mismo explosivo químico que portaba el terrorista nigeriano que trató de estallar en pleno vuelo un avión que se dirigía a Detroit el pasado 25 de diciembre.

La fuente citada señaló que Asiri estaba siendo investigado por las autoridades por su experiencia en el manejo de explosivos, ya que hay indicios de que él mismo pudo ser el fabricante de explosivos que estaba detrás de los frustrados atentados de Detroit y contra el Príncipe Nayaf.

Las autoridades saudíes están tratando de localizar a los operativos de la organización Al Qaeda en la Península Arábiga que pudieran estar detrás de esta trama.

Por otro lado, la Policía yemení arrestó el sábado en Saná a una estudiante de medicina de unos 20 años y a su madre por su supuesta implicación en los envíos, aunque el abogado defensor expresó su temor a que la joven estuviese siendo utilizada.

Para leer más