11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 19 de noviembre de 2019

    Save the Children alerta de la situación alimentaria de 17.000 niños en zonas aisladas de Yemen

    Save the Children alerta de la situación alimentaria de 17.000 niños en zonas aisladas de Yemen
    Trabajos de Save the Children en Yemen - SAVE THE CHILDREN/ANTONIA ROUPELL - ARCHIVO

    MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Unos 17.000 niños de menos de cinco años están al borde de la desnutrición agua severa en zonas aisladas por la guerra en Yemen, según Save the Children, que ha alertado de que la vida de estos menores corre peligro si no reciben ayuda humanitaria pronto.

    La situación se hace especialmente preocupante en 75 distritos yemeníes donde viven más de 4,4 millones de personas, de las cuales la mitad son niños. El 80 por ciento de la población de estas áreas vive a un paso de lo que se considera ya emergencia por hambruna.

    La organización ha asegurado en un comunicado que en estas zonas aisladas hay 350.000 niños con desnutrición aguda moderada, lo que conlleva retraso en el desarrollo físico e intelectual. De ellos, 121.000 aún no han recibido tratamiento.

    La situación se complica para 94.000 menores de cinco años que padecen desnutrición severa, especialmente para 17.000 sin tratamiento. En este tipo de casos, el peso de la persona afectada es tan bajo que corre directamente riesgo de muerte.

    El director de Save the Children en Yemen, Tamer Kirolos, ha subrayado que "sus circunstancias no podrían ser más graves" y ha advertido de que "no conseguir ayuda para estos niños es una sentencia de muerte para muchos de ellos". Las organizaciones humanitarias están sufriendo serias dificultades para llevar alimentos, medicamentos, agua limpia y kits de higiene.

    El médico Mansoor Matar, trabajador de un centro de salud de Amran apoyado por Save the Children, ha explicado que ya han tenido que dar kits de higiene y jabón a las familias. "Como resultado, recibimos diariamente niños y niñas que están extremada y visiblemente desnutridos", ha lamentado.

    Uno de ellos es Abir, una niña de 20 meses cuya familia huyó de Taiz después de un ataque aéreo que se cobró la vida de cuatro de sus miembros. Su hermana Badour, de 15 años, ha asegurado que carecen de "lo más básico" y viven en una tienda de campaña "en malas condiciones".

    "Estamos cansados. Mi hermana se ha recuperado pero si empeora no podremos hacer nada más", ha añadido.

    Contador

    Lo más leído en Internacional