13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 11 de abril de 2019

    Sea Eye reclama una "solución rápida, política y humanitaria" para el 'Alan Kurdi' en el Mediterráneo

    Sea Eye reclama una "solución rápida, política y humanitaria" para el 'Alan Kurdi' en el Mediterráneo
    FABIAN HEINZ / SEA EYE

    MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La organización no gubernamental Sea Eye ha reclamado este jueves una "solución rápida, política y humanitaria" para los ocupantes del 'Alan Kurdi', que lleva ocho días en el mar Mediterráneo tras rescatar a más de 60 personas de un naufragio frente a las costas libias.

    "El 'Alan Kurdi' necesita urgentemente una solución rápida, política y humanitaria para los 62 refugiados y 17 tripulantes, cuyas familias también están preocupadas", ha señalado en un comunicado publicado en su página web.

    Durante la jornada las autoridades maltesas han evacuado del barco una mujer embarazada que ha sufrido un ataque epiléptico. La mujer, Osumah, de 23 años y nacionalidad nigeriana, era una de las dos embarazadas que iban en el 'Alan Kurdi'.

    El presidente de la ONG, Gorden Isler, ha lamentado que la Comisión Europea no haya facilitado "resoltados" y ha resaltado que "no puede ser que una persona tras otras sufran una crisis" para que se permita al barco atracar en un puerto.

    El 'Alan Kurdi' se dirigió en un primer momento hacia Malta, pero el mal tiempo en la zona lo obligó a poner rumbo a Lampedusa. El ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, se ha negado a recibirlo, por lo que el barco de rescate permanece a la espera en aguas internacionales.

    Salvini cerró en junio los puertos italianos a los buques de salvamento marítimo de las ONG por considerar que fomentan la actividad de las mafias de tráfico de personas. Desde entonces, cada vez que se ha producido un rescate se ha tenido que negociar el puerto de acogida y el posterior reparto de los migrantes.

    El ministro de Interior de Alemania, Horst Seehofer, anunció el pasado viernes que el país está dispuesto a acoger a algunos de los 64 migrantes, pero al mismo tiempo hizo un llamamiento a sus colegas europeos para que también ayudaran al 'Alan Kurdi'.