6 de marzo de 2021
13 de junio de 2014

El secretario general aliado visita Turquía en plena crisis por el secuestro de ciudadanos turcos por el ISIS

BRUSELAS, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se desplazará a Ankara este domingo y lunes en una visita en plena crisis por el secuestro de decenas de ciudadanos turcos por el grupo terrorista del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en Mosul, en el norte del país.

Rasmussen, que en las últimas semanas ha arrancado la gira de visitas a las distintas capitales aliadas de cara a preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN a principios de septiembre en Gales (Reino Unido) tiene previsto reunirse en Turquía con el presidente, Abdulá Gül,0 y el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, así como con los titulares de Exteriores y Defensa, Ahmet Davutoglu y Ismet Yilmaz, respectivamente.

El secretario general de la OTAN descartó ayer en Madrid una intervención aliada en Irak para frenar el avance de ISIS.

El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró por su parte que su Gobierno está estudiando todas las opciones y que "no descarta nada" para ayudar a Irak a combatir al ISIS, aunque el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, precisó que el presidente se refería a un eventual bombardeo sobre Irak, no a un posible despliegue de tropas estadounidenses.

En los últimos días el ISIS ha lanzado una gran ofensiva sobre las principales ciudades iraquíes que le ha llevado a hacerse son el control de Mosul y de Tikrit --aunque ya habría sido recuperada por las fuerzas locales--, entre otras.

La inercia del ISIS hace temer a las autoridades iraquíes, y a la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, que los milicianos islamistas consigan hacerse con el control de Bagdad, puesto que ya dominan algunas localidades cercanas.

Los embajadores de la OTAN de los Veintiocho celebraron el miércoles por la tarde una reunión de urgencia a petición de Turquía, que les informó de la situación. Los aliados acordaron seguir "muy de cerca" la situación, tras admitir gran preocupación por la misma, según explicaron fuentes aliadas.

Para leer más