5 de junio de 2020
2 de abril de 2020

Secuestrados más de diez civiles por presuntos miembros del grupo armado ADF en el este de RDC

Secuestrados más de diez civiles por presuntos miembros del grupo armado ADF en el este de RDC
Soldados en República Democrática del Congo - GETTY IMAGES / URIEL SINAI - ARCHIVO

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de una decena de civiles han sido secuestrados este jueves por presuntos miembros del grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) tras unos enfrentamientos en la aldea de Mambau, en el este de República Democrática del Congo (RDC).

Kinos Katuho, presidente de la sociedad civil de Mamove --una ciudad ubicada cerca de Mambau--, ha detallado que en total han sido raptados once civiles, entre ellos cuatro mujeres.

Asimismo, ha agregado que los milicianos han saqueado bienes y cabezas de ganado durante los enfrentamientos en Mambau, situada en la provincia de Kivu Norte, según ha informado el portal congoleño de noticias Actualité.

El secuestro ha tenido lugar tras unos enfrentamientos entre miembros de las ADF y milicianos mai-mai encabezados por Uhuru, un grupo armado que tiene su centro de operaciones en el área de Mambau.

Por el momento, ni el Ejército ni el Gobierno se han pronunciado sobre estos enfrentamientos. Igualmente, hasta ahora no ha trascendido un posible balance de víctimas.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

Durante 2019 surgieron informaciones en torno a posibles contactos entre las ADF y el grupo yihadista Estado Islámico, especialmente después de que este grupo reclamara en abril la autoría del que sería su primer ataque en el país africano, así como la formación de una nueva rama en el continente, llamada Provincia de África Central.

Por su parte, los mai-mai son milicias nacionalistas congoleñas formadas para defender su territorio tribal frente a los numerosos grupos rebeldes activos desde los noventa en la zona este de RDC --algunos de ellos respaldados por Ruanda y Uganda durante las dos guerras del Congo-- y enfrentados por el control de los recursos minerales que existen en la región.

Varios grupos armados controlan partes del este de RDC pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- en agosto de 2018. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.