26 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Senegal/Francia.- Francia acuerda con Senegal poder repatriar a los inmigrantes indocumentados

DAKAR, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Senegal y Francia firmaron hoy un acuerdo sobre inmigración que recoge la repatriación inmediata de los inmigrantes indocumentados y la creación de un Observatorio General de los Flujos Migratorios. Estos acuerdos se firmaron aprovechando la visita del ministro del Interior francés, Nicolas Sarkozy, a Dakar. El acuerdo estipula también la instauración en Senegal de una unidad de coordinación regional de las operaciones de lucha contra la migración clandestina.

El ministro francés declaró que desea que este acuerdo "sirva de modelo para otros acuerdos bilaterales de este tipo destinados a promover una gestión concertada de la inmigración entre el país de origen fuentes y el país de destino". "Es la primera vez que dos Estados firman un acuerdo que asocia también estrechamente emigración y desarrollo", añadió Sarkozy en declaraciones recogidas por APS.

Para Ousmane Ngom, Ministro senegalés de Interior, este acuerdo procede de un acercamiento común para afrontar un de los principales retos de ambos países, el control de los flujos migratorios. Con este acuerdo intentaremos "invertir la tendencia, volviendo menos atractiva la quimera de los vendedores de ilusiones y sueños en favor de un nuevo enfoque del desarrollo y el empleo de los jóvenes en los países de originen" explicó Ngom.

Según el texto firmado hoy por Sarkozy y su homólogo senegalés, ambas partes "se comprometen a aceptar la vuelta regular y concertada en sus territorios, en cumplimiento de la dignidad y los derechos fundamentales de las personas después de agotamiento de todas las vías legales de recurso existentes". La vuelta se refiere a los "nacionales que están en situación irregular en el territorio de la otra parte y que son objeto de una medida de expulsión".

El acuerdo también incluye la elaboración de un programa de sensibilización e información sobre todos los aspectos de la migración. Este programa recoge el compromiso de los dos países para coproducir un documento audiovisual sobre los riesgos de la migración irregular así como sobre los derechos y deberes del emigrante y los miembros de su familia.

OBSERVATORIO DE LA MIGRACIÓN

Los objetivos, la composición, las normas de funcionamiento y los medios del Observatorio General de los Flujos Migratorios Francosenegaleses se establecerán de común acuerdo, según recoge el protocolo de acuerdo relativo a la gestión concertada de los flujos migratorios firmados por Sarkozy y Ngom.

El Observatorio tendrá una sección técnica paritaria sobre enseñanza superior compuesta por representantes de los distintos departamentos de universidades y rectores senegaleses y franceses. A esta sección también podrán agregarse expertos, en particular, del sector privado, si fuera necesario, según informa APS.

La firma de este acuerdo es el resultado de una serie de encuentros entre los expertos de los dos países que comenzaron el pasado mes de agosto pasado en París. La segunda fase de las negociaciones tuvo lugar a partir del jueves en Dakar.

"Senegal y Francia proseguirán sus esfuerzos que tenderán a facilitar la expedición de visados de circulación a los nacionales de uno u otro país, en particular, hombres de negocios, intelectuales, universitarios, científicos, comerciantes, abogados, deportistas de alto nivel y artistas", recoge el texto del acuerdo. No obstante, prosigue el documento, estas personas deberán participar activamente "en las relaciones económicas, comerciales, profesionales, científicas, universitarias, culturales y deportivas de los dos países".

Estas personas, que deben poder circular sin dificultad entre Senegal y Francia, obtendrán "un visado que permite estancias que no pueden exceder tres meses por semestre y válido de uno a cinco años en función de la calidad del expediente presentado, de la duración de las actividades previstas en Francia y de la de la validez del pasaporte", especifica el acuerdo. Los dos países se comprometen también a trabajar para evitar toda forma de migración "susceptible de tener un impacto negativo en el desarrollo económico, social y cultural" de los dos países.