25 de noviembre de 2020
27 de junio de 2006

Senegal.- El Gobierno repatría cada día a unos 25 senegaleses y justifica que se les dé dinero

BANJUL, 27 Jun. (del enviado especial de EUROPA PRESS Antonio Rodríguez) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, indicó hoy que el Gobierno está repatriando en los últimos días a grupos "reducidos" de 25 o 26 senegaleses, "con carácter diario y con plena satisfacción" tanto para las autoridades de España y Senegal, como "para los propios que retornan".

"Este traslado se produce con pleno respeto a la dignidad y los Derechos Humanos de los repatriados", afirmó el jefe de la Diplomacia española, que se encuentra en estos momentos visitando Gambia, en el marco de una gira que ya le ha llevado a Cabo Verde y en la que también visitará Mauritania.

En el caso concreto de los senegaleses, cuya repatriación había quedado suspendida, Moratinos aseguró que "siempre dijimos que era un aplazamiento tras una primera llegada de senegaleses, que produjo mucho impacto social". El pasado 31 de mayo se produjo la repatriación de los primeros 99 senegaleses que fueron retornados a su país desde las Islas Canarias, y cuyo traslado ocasionó polémicas por el envío de una nota verbal de protesta de las autoridades senegalesas a la Embajada de España en Senegal por las supuestas malas condiciones en que se produjo la operación.

En cuanto a las informaciones publicadas hoy en las que se sugería que España estaría realizando estos vuelos de repatriación de forma secreta, el ministro declaró que "si hubiese sido secreto no se hubiese sabido", y abogó por realizar este tipo de traslados "en las mejores condiciones".

Moratinos destacó además la "receptividad" por parte de las autoridades senegalesas. Así, explicó que se ha establecido un mecanismo "que era el más adecuado, de cierta discreción", con objeto de que las repatriaciones se celebren "con mayor garantía, y por tanto, mayor eficacia".

En cuanto al hecho de que los inmigrantes que van a ser devueltos a sus países de origen reciban ciertas cantidades de dinero en efectivo antes de aterrizar en el país, Moratinos se defendió alegando que estos "son los mecanismos que utilizan las Policías de todo el mundo y no hay nada que cuestionar en este sentido". "Son unos reglamentos que se aplican", sentenció.

Moratinos consideró que "todo ciudadano español comprenderá que una persona que sale de su pueblo, que invierte más de 1.300 euros y que luego tiene que volver y enfrentarse a su cruda realidad" puede recibir "un mínimo para su subsistencia".

"No creo que nadie se tenga que rasgar las vestiduras ante esa situación", dijo el ministro, quien aseguró que los inmigrantes regresan "por su propia voluntad y con las plenas garantías de respeto a los Derechos Humanos".

Recientemente se conoció que el Ministerio del Interior paga entre 100 y 300 euros a los inmigrantes subsaharianos que son expulsados para evitar disturbios cuando aterrizan en su país de origen. Así sucedió con un vuelo de con destino Guinea-Bissau que trasladaba a 33 ciudadanos de este país y que recibieron 300 euros antes de bajar del avión ya en su país.

Por su parte, la Confederación Española de Policía (CEP) en Canarias, desde donde se producen muchos de estos vuelos, denunció que los agentes que custodian estos vuelos cobran por ello 120 euros, la mitad de lo que se les proporciona a los inmigrantes. En este sentido, el sindicato policial denunció la precaria situación que viven los agentes en continuos vuelos, en los que ni siquiera son vacunados ni llevan visados para poder salir del avión.