26 de junio de 2019
21 de junio de 2014

Los separatistas prorrusos atacan a las fuerzas de Kiev en los puestos fronterizos y dos bases militares

KIEV/DONETSK (UCRANIA), 21 Jun. (Reuters/EP) -  

   Milicianos separatistas prorrusos han atacado en la noche del viernes al sábado a las fuerzas de seguridad ucranianas apostadas en los puestos fronterizos del este del país y en una base militar y han intentado asaltar esta mañana una base de la Fuerza Aérea ucraniana, lo que pone el peligro el alto el fuego unilateral anunciado por el presidente del país, Petro Poroshenko.

   Los ataques llegan horas después de la entrada en vigor este viernes a las 22.00 horas del alto el fuego decretado por las fuerzas de seguridad comandadas por Kiev en el marco de los esfuerzos para frenar a los separatistas prorrusos que controlan varias zonas del este de Ucrania.

   Un portavoz de las fuerzas gubernamentales ha indicado que los separatistas prorrusos han usado morteros y francotiradores para atacar las fuerzas gubernamentales en Izvarena y Uspenka en la frontera y que han causado heridas a nueve mandos militares ucranianos.

   En otro incidente, los separatistas prorrusos han atacado con ametralladoras y lanzagranadas un puesto militar en Avdiyivka, cerca la ciudad de Donetsk, la capital de la región homónima, y un puesto de control de las fuerzas de seguridad en Kreminna.

   Por otro lado, los separatistas prorrusos que controlan la ciudad de Slaviansk han atacado a las fuerzas de Kiev en la colina de Karachun con morteros y lanzagranadas, según ha asegurado un portavoz de las fuerzas gubernamentales, Vladislav Selezniov. "En todos estos episodios, los ataques han sido repelidos", ha dicho. "No ha habido pérdidas en las filas ucranianas. El número de combatientes separatistas muertos se está determinando", ha asegurado.

   Las fuerzas ucranianas también han rechazado dos ataques perpetrados por unos 50 milicianos separatistas fuertemente armados contra una base aérea en Avdiyivka dotada con misiles tierra-aire, según ha informado el Ministerio de Defensa. Los ataques no han causado heridos en el bando militar.

   Los separatistas prorrusos, que mantienen el control de varias localidades en el este, incluida Donetsk, y que han proclamado las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, han acusado a Ucrania de haber incumplido el alto el fuego anunciado por Poroshenko.

   "He hablado con nuestro comandante en jefe, Igor Strelkov. Ha dicho que los combates se han reanudado esta mañana. No hay alto el fuego en absoluto", ha asegurado uno de los líderes separatistas, Pavel Gubarev, en declaraciones a la cadena de televisión rusa Rossiya-24. Las fuerzas de seguridad ucranianas no están obedeciendo a Poroshenko o "él está mintiendo", ha afirmado.

Para leer más