4 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2006

Serbia.- La participación en el referéndum supera el 50%, según observadores independientes

BELGRADO, 29 Oct. (EP/AP) -

La participación en el referéndum constitucional de Serbia habría superado el requerido 50% para su validación, según los observadores independientes del CeSID, una organización no gubernamental con sede en Belgrado.

Según Zoran Lucic, responsable del CeSID, un 50,05 de los electores había depositado su voto a las 19:00 horas, cuando aún faltaban tres horas para el cierre de los colegios electorales, y pronosticó una participación final en torno al 55 por ciento.

La necesaria participación del 50% era el principal obstáculo para la aprobación de la nueva constitución para Serbia, un texto que ha provocado una agria polémica intencional por uno de sus artículos que incluye a Kosovo, una provincia de mayoría albanesa bajo control de la ONU, como parte integrante del país.

Por otro lado, el Partido Liberal denunció un "fraude masivo" en los colegios electorales durante las últimas horas de la votación con votantes que depositan varias papeletas a los que se permite votar sin identificación alguna.

Las autoridades kosovares, por su parte, ven con indiferencia la celebración de este referéndum, ya que aseguran que no les afecta. "Los serbios de Kosovo deberían asumir la nueva realidad de Kosovo", afirmó Muhamet Hamiti, un colaborador del presidente kosovar, Fatmir Sejdiu.

Los 8.000 colegios electorales cerrarán sus puertas a las 22:00 horas en todo el país y también lo harán en las zonas de Kosovo de mayoría serbia, donde viven unas 100.000 personas. El resto de la provincia, de mayoría albanesa e independentista, ha sido excluida de las listas electorales.

El Gobierno serbio afirma que el proyecto constitucional consolida la democracia y el imperio de la ley en el país balcánico con la esperanza de iniciar un proceso de adhesión a la Unión Europea. Sin embargo la parte que más polémica ha provocado ha sido el preámbulo del texto que define a Kosovo, un territorio administrado por la ONU, como "parte integrante de Serbia".

"La constitución completa el status de Serbia y reafirma que Kosovo es una parte integrante del país no sólo históricamente, sino también jurídicamente", afirmó el primer ministro Vojislav Kostunica tras depositar su voto en un colegio electoral de la capital, Belgrado. Kostunica ha emplazado al los 6,6 millones de electores serbios a participar en un plebiscito que "abre un nuevo capítulo en la historia de Serbia".

Serbia reivindica la provincia de Kosovo como origen histórico de su cultura y de su nación, a pesar de que ahora el 90 por ciento de la población de la región es de origen albanés. En 1999 la OTAN bombardeó Kosovo para frenar los enfrentamientos entre la guerrilla albanesa y las fuerzas de seguridad serbias y estableció una misión de la OTAN respaldada por la ONU que gestiona desde entonces la provincia. A pesar de la oferta de una amplia autonomía presentada por Serbia los albaneses de Kosovo reivindican la independencia.

La necesidad de una nueva constitución se hizo patente en junio cuando Montenegro votó en referéndum escindirse de la Federación Yugoslava, dejando a Serbia como país desvinculado de otras repúblicas por primera vez desde 1918.