21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 13 de septiembre de 2014

    El silencio en los perfiles de Twitter vinculados al Estado Islámico aumenta los interrogantes

    WASHINGTON, 13 Sep. (Reuters/EP) -

    Varias cuentas de la red social Twitter vinculadas al Estado Islámico han dejado de hacer publicaciones durante los últimos días, una situación que plantea la posibilidad de que los milicianos suníes se hayan trasladado a otras plataformas Internet.

    Otra de las posibilidades que se barajan es que las autoridades estadounidenses hayan presionado a los responsables de Twitter para que evite las publicaciones en este tipo de cuentas. De hecho, hace unos días una de estas cuentas amenazó a los empleados de la propia red social.

    Pese a que Twitter no ha realizado declaraciones sobre si ha adoptado medidas contra aquellos que respaldan al Estado Islámico en la red social, ha suspendido varias de ellas en los últimos meses, incluida la que amenazó con vengarse a sus empleados.

    Una fuente estadounidense ha explicado en declaraciones a Reuters en condición de anonimato que a medida que los agentes del Gobierno identifican a gente en las redes sociales que creen que pueden ser "terroristas" o "extremistas", se avisa a compañías como Twitter y Facebook, que actúan según su propia discreción.

    "No diría que existe una política sistemática bajo la que el Gobierno de Estados Unidos vaya preguntando (a las compañías como) Twitter que cierren las cuentas de esas personas. Brotan muy rápido. Cambian de nombre", ha añadido la fuente

    CAMBIO DE TÁCTICAS

    Una segunda fuente del Gobierno con conocimiento de esta situación ha indicado que ha habido un claro cambio en las tácticas de uso de las redes sociales por parte del Estado Islámico en los días previos al discurso del miércoles del presidente estadounidense, Barack Obama.

    El mandatario anunció que había autorizado ataques aéreos en Siria e Irak, en una amplia escalada de la campaña contra la organización.

    Algunos expertos han afirmado que los milicianos podrían haber adoptado otros servicios en línea, como VKontakte de Rusia y Diaspora, una red social de cuatro años de antigüedad que depende de una red descentralizada de servidores independientes.

    Para leer más