7 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Siria.- La UE reclama a Damasco poner en libertad a todos los presos políticos de forma "inmediata e incondicional"

Doce personas, la mayoría intelectuales, se enfrentan a más de 15 años de cárcel por reivindicar la libertad de expresión en Siria

BRUSELAS, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea reclamó hoy al Gobierno sirio poner en libertad a todos los presos políticos detenidos "arbitrariamente" en el país de forma "inmediata e incondicional" y ponga fin también a este tipo de detenciones que ha llevado a cabo el Ejecutivo de Damasco, especialmente entre miembros de la oposición y activistas de Derechos Humanos.

Asimismo, instó al Gobierno del presidente sirio, Bachar el Assad, a respetar el Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que es signatario Damasco, y que protege la libertad de opinión y de expresión, así como el derecho a un juicio justo.

Por ello, la presidencia francesa recalcó su deseo de que los juicios en Siria sean "juicios justos" y acordes con los estándares internacionales relativos a la protección de los Derechos Humanos.

En un comunicado, en nombre de los Veintisiete, la presidencia francesa de la Unión Europea no ocultó su "preocupación" por la situación de los Derechos Humanos y el respeto de ciertas libertades fundamentales en Siria, especialmente en lo que a libertad de expresión se refiere, después de que Damasco cerrara "un gran número" de páginas web.

"La UE tiene intención de continuar sus esfuerzos para mejorar la situación de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales en Siria", reza un comunicado.

La Red de Derechos Humanos Euromediterránea, entre las que se encuentra Human Rights Watch --un colectivo de ONG-- solicitó ayer la liberación incondicional de doce personas detenidas en Siria, la mayoría intelectuales detenidos el pasado mes de diciembre por reivindicar la libertad de expresión y la redacción de una constitución como alternativa al régimen instaurado por el gobernante Baath, partido que dirige el país desde hace cuatro décadas.

Ocho de los detenidos aseguraron que habían recibido palizas durante los interrogatorios efectuados bajo la investigación judicial para que diesen testimonios falsos con los que poder acusarles, según las ONG.

Además, denunció que el juicio al que se enfrentan carece de garantías legales, por lo que exigieron su suspensión. La próxima audiencia del juicio se celebrará el próximo día 24 y se espera que el Tribunal de Primera Instancia de lo Penal anuncie el veredicto en pocas semanas. Los doce acusados se enfrentan a penas superiores a los quince años de cárcel.