14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 28 de octubre de 2014

    Al Sisi da más poderes al Ejército e incrementa los casos civiles que juzgarán los tribunales militares

    MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha dado este lunes más poderes al Ejército y ha incrementado los casos civiles que serán juzgados por tribunales militares, en respuesta a la muerte de 31 miembros de las fuerzas de seguridad en dos atentados ejecutados el viernes en la península del Sinaí.

    La Presidencia ha detallado que la nueva ley autoriza al Ejército a defender lugares como las centrales eléctricas y las principales carreteras y puentes del país, en lo que ha sido descrito por los críticos como un retorno de los militares a las calles de Egipto.

    Así, el decreto permite que la infraestructura estatal sea definida como "instalaciones militares" durante un periodo de dos años, al tiempo que autoriza al Ejército a juzgar a los sospechosos de atacar estos emplazamientos, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

    El portavoz de la Presidencia, Alaa Yusef, ha sostenido que el objetivo del decreto es combatir a los terroristas y no a los manifestantes, en medio del temor de una nueva escalada de la represión en el país.

    El Gobierno egipcio declaró durante el fin de semana el estado de emergencia en varias zonas de la región del norte de Sinaí, incluyendo un toque de queda, como consecuencia de los citados atentados.

    El estado de emergencia se extiende a la gobernación de Norte del Sinaí, durará tres meses e incluye un toque de queda desde las 17.00 horas hasta las 5.00 horas (local) hasta nuevo aviso.

    Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de estos atentados, aunque Ansar Bait al Maqdis, una organización vinculada con Al Qaeda, se ha responsabilizado de los ataques similares perpetrados en el Sinaí.

    LAS PARLAMENTARIAS NO SE APLAZARÁN

    Por otra parte, el ministro de Desarrollo Local, Adel Labib, ha asegurado que dichos ataques no provocarán un aplazamiento de las elecciones parlamentarias previstas para finales de este año, tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

    Los comicios parlamentarios son el tercer y último paso de la 'hoja de ruta' aprobada por las autoridades interinas tras el derrocamiento a través de un golpe de Estado militar en julio de 2013 del entonces mandatario, Mohamed Mursi --quien un año antes se había convertido en el primer presidente electo de la historia del país--.

    El Gobierno de Al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mursi ha lanzado una campaña contra la organización islamista Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.

    La campaña se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.

    Además, cientos de miembros y seguidores de Hermanos Musulmanes han muerto en la represión de sus protestas tras el derrocamiento de Mursi. El nuevo Gobierno declaró al grupo como una organización terrorista, incrementando su presión contra la formación. El propio expresidente hace frente a varios juicios por múltiples cargos, algunos de los cuales implican la pena de muerte.

    Para leer más