26 de febrero de 2021
25 de junio de 2014

Al Sisi viaja a Argelia para buscar su respaldo en la lucha contra las milicias islamistas

ARGELIA, 25 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, ha iniciado este miércoles su primer viaje oficial desde que tomó posesión del cargo. Al Sisi ha visitado Argelia para buscar el apoyo de su presidente, Abdelaziz Bouteflika, en la lucha contra las milicias islamistas en el Norte de África.

Al Sisi y Bouteflika han discutido sobre los desafíos comunes a los que se enfrentan ambos países y han abordado la situación de inestabilidad política que viven territorios vecinos como Palestina, Siria, Irak o Libia. Este último país supone una preocupación para ambos, ya que los dos comparten frontera y temen que se extiendan las revueltas islámicas que el Gobierno central no fue capaz de frenar tras la caída del presidente Muamar Gadafi hace tres años.

El presidente egipcio dijo a Reuters antes de su elección que Libia se convertiría en la mayor amenaza de seguridad para Egipto, ya que los yihadistas de la frontera tratarían de infiltrarse para combatir en las filas del Ejército.

"Tenemos el problema del terrorismo y queremos coordinar posiciones", ha explicado Al Sisi en declaraciones a las televisiones egipcias y argelinas durante su visita. "Tenemos el problema de Libia", ha añadido.

El portavoz de Al Sisi, Ihab Badawi, ha calificado la visita del presidente egipcio como un avance considerable en las relaciones entre los dos países, tensas desde el año 2010. Según informa el diario egipcio 'Al Ahram', Al Sisi ha agradecido el papel y el apoyo mostrado por Argelia y tiene intenciones de volver a invertir en el país y utilizar el sector privado para contribuir al desarrollo. Por su parte, Argelia espera vender gas natural a Egipto para sus plantas energéticas.

Tras su primer viaje oficial, el presidente egipcio viajará a Guinea Ecuatorial. Al Sisi tiene previsto dar un discurso este jueves ante la 23ª Cumbre Ordinaria de la Unión Africana.

PRESIDENTE CRITICADO

Al Sisi, que estaba al mando del Ejército que obligó al entonces presidente egipcio Mohamed Mursi a abandonar el cargo en julio de 2013, ha sido criticado en varios países por su represión y sus duras medidas contra los disidentes. No obstante, Occidente mantiene sus relaciones con Egipto ya que su posición estratégica supone un importante socio en materia de seguridad.

El rey Abdulá de Arabia Saudí estuvo en El Cairo el viernes pasado para mostrar su fuerte apoyo. Ha sido el primer líder extranjero en visitar a Al Sisi desde que accedió a la presidencia.

Para leer más