27 de mayo de 2019
  • Domingo, 26 de Mayo
  • 1 de septiembre de 2014

    Soldados ucranianos se enfrentan con un batallón de tanques ruso cerca del aeropuerto de Lugansk

    KIEV, 1 Sep. (Reuters/EP) -

    El Ejército ucraniano ha informado este lunes de que sus fuerzas están manteniendo combates con un batallón de tanques rusos por el control del aeropuerto de la ciudad de Lugansk, en el este de Ucrania, mientras el presidente, Petro Poroshenko, ha acusado a Moscú de "agresión directa y abierta" contra su país.

    Varios cientos de soldados ucranianos están empantanados cerca de Ilovaysk, al este de Donetsk, y han estado intentando romper el cerco de los separatistas apoyados por Rusia desde hace días.

    Poroshenko, que ha hablado en una academia militar cerca de Kiev, ha denunciado que la implicación directa de Rusia en la guerra contra los separatistas en el este de Ucrania ha decantado la balanza en el campo de batalla y es el motivo de los recientes reveses.

    "Se ha lanzado una agresión directa y abierta contra Ucrania desde un país vecino. Esto ha cambiado la situación en la zona de conflicto de manera radical", ha denunciado. Según Poroshenko, habrá cambios en la cúpula militar por los acontecimientos de la semana pasada.

    La semana pasada, los separatistas, que según Kiev estaban apoyados por una columna de blindados rusos, tomaron la localidad de Novoazovsk en el sureste y actualmente amenazan la ciudad portuaria estratégica de Mariupol.

    Pese a las crecientes preocupaciones, el Ejército ucraniano ha impuesto un 'apagón' informativo sobre lo que está ocurriendo en Ilovaysk hasta que sus fuerzas hayan conseguido retirarse con éxito.

    Pero Anton Gerashchenko, un asesor del Ministerio del Interior, ha declarado a la cadena de televisión ucraniana 112: "la tragedia cerca de Ilovaysk fue posible después de que (el presidente ruso Vladimir) Putin enviara tropas regulares a Ucrania". "En total, había 500 hombres desplegados en Ilovaysk. Los rusos llegaron con fuerzas superiores, frescas y con un equipo completo de munición", ha añadido.

    "Nuestra gente se rindió solo cuando se había quedado sin munición, cuando no tenían nada con lo que disparar", ha precisado. En las últimas 24 horas, 69 combatientes progubernamentales más consiguieron romper el cerco y unirse a las fuerzas ucranianas, sumándose a las pocas decenas que lo han conseguido durante el fin de semana.

    COMBATES CERCA DE LUGANSK

    Entretanto, los combates prosiguen cerca de Lugansk, la otra principal ciudad del este del país, por el control del principal aeropuerto civil, justo al sur, según ha informado el Ejército en un comunicado.

    "Paracaidistas ucranianos se están enfrentando con un batallón de tanques de las fuerzas armadas rusas para controlar el aeropuerto", ha indicado.

    En las últimas 24 horas, los separatistas han perdido 80 combatientes, algunos vehículos blindados y un sistema de misiles. El Ejército no ha dado cifras de pérdidas en las filas ucranianas.

    Para leer más