2 de diciembre de 2020
13 de junio de 2007

Somalia.- Aplazada nuevamente hasta julio la conferencia nacional de reconciliación en Somalia

MOGADISCIO, 13 Jun. (EP/AP) -

Una conferencia nacional para ayudar a cicatrizar las heridas del conflicto de 16 años en Somalia ha sido suspendida otra vez porque algunos delegados no llegarán a tiempo y la locación todavía está siendo construida, informó hoy Ali Mahdi Mohamed, presidente del comité organizador.

La decisión llega un día después de que los ancianos de un clan somalí, los Hawiye, anunciaran que no enviarían representantes porque los organizadores no han atendido sus demandas. También dijeron que no recibieron una invitación formal y que desconocen la agenda de la conferencia.

El evento ha sido pospuesto para el 15 de julio con el fin de permitir a los organizadores asegurarse de que incluya todos los costos, dijo Mohamed. Las conversaciones tendrán lugar en la capital somalí, Mogadiscio, donde se están construyendo una sala de eventos y alojamiento para los delegados.

Sostener una conferencia nacional de reconciliación sería clave para la transición en la que estuvieron de acuerdo todos los clanes hace casi tres años. Las conversaciones ya han sido pospuestas varias veces por motivos de violencia.

Mohamed se negó a hacer comentarios sobre las demandas de los ancianos del clan Hawiye, que dijeron que deben atenderse antes de que la conferencia por fin tenga lugar. Sus demandas incluyen la retirada de las tropas etíopes que han respaldado al Gobierno de transición somalí y la retirada de Mogadiscio de las milicias fieles al presidente Abdullahi Yusuf. Las otras demandas de los Hawiye serán expuestas cuando tenga lugar la conferencia, como ellos mismos lo han determinado, aclaró el presidente de los organizadores.

Somalia ha estado sumergido en el caos desde 1991, cuando líderes militares derrocaron al dictador Mohamed Siad Barre y luego se enfrentaron también entre sí. La administración de Yusuf está luchando por tener control real y sólo pudo entrar a Mogadiscio respaldado por tropas etíopes, que ayudaron a sacar el movimiento islámico de la capital hace seis meses.

Desde entonces, las fuerzas gubernamentales y sus aliados etíopes han tenido que luchar contra los insurgentes de la Unión de Tribunales Islámicos y las milicias en Mogadiscio. Miles de civiles han muerto y cientos de miles se han visto obligados a abandonar sus hogares.