2 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Somalia.- Etiopía asegura haber roto el cerco islamista a Baidoa, sede del Gobierno de transición somalí

ADIS ABEBA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Etiopía, Meles Zenawi, aseguró hoy que el Ejército etíope y las milicias del Gobierno Federal de Transición (GFT) somalí consiguieron hoy romper el cerco que mantenían los combatientes islamistas alrededor de la ciudad de Baidoa, sede del GFT. Meles aseguró que el asedio de Baidoa lo mantenían "fuerzas terroristas internacionales", según el comunicado hecho público hoy por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía.

Meles quiso subrayar en rueda de prensa que las fuerzas que combaten las tropas etíopes y las milicias del GFT no eran somalíes sobre todo las que participaban en el asedio de Baidoa. "Había tropas de Eritrea, terroristas internacionales y algunos elementos autodenominados Shabab", afirmó.

"Nuestros comandantes han obtenido un listado de los terroristas internacionales no somalíes que estaban heridos e internados en el hospital de la localidad de Dinsor durante la ocupación (islamista)", añadió.

"No sólo tienen los nombres de osos eritreos, sino también nombres de personas con pasaporte británico. Así que cuando hablamos de terroristas internacionales, queremos decir internacionales, no sólo de Oriente Próximo", aclaró. Además, aseguró que en estos momentos hay unos 290 extranjeros heridos que están siendo atendidos en Dinsor.

"Todo el centro de Somalia está ya libre de esos grupos terroristas y Baidoa no corre peligro alguno", aseguró, aunque quiso destacar que las tropas etíopes no han entrado en ninguna localidad, una tarea reservada a las milicias del GFT. "La liberación de localidades no está en la agenda de Etiopía. Nuestro Ejército ha evitado incluso las poblaciones más pequeñas", matizó.

Sin embargo, aseguró que "no hay ninguna localidad concreta que nos hayamos propuesto liberar. No tenemos previsto atacar Mogadiscio ni ninguna otra ciudad en concreto. No atacamos ciudades, sino grupos terroristas".

Al ser preguntado por el objetivo concreto de Etiopía, Meles explicó que la misión de su Ejército era "proteger a Etiopía de la amenaza que supone los autodenominados muyahidines, el Shabab y otros elementos, como el Ejército eritreo".

"Gran parte de la milicia de la UTI está fuera de juego ya. Han regresado a las zonas de sus clanes y no tenemos previsto iniciar su persecución. Los soldados rasos de la UTI no suponen una amenaza para Etiopía, nos son el enemigo", aclaró.

Al ser preguntado por el grado de implicación del Ejército de Eritrea, Meles no dudó en afirmar que "están metidos hasta el cuello. Están metidos de todas las formas que pueden. Proveen hombres, líderes y apoyo logístico y son la vía para la entrada de ayuda de otras vías. Aquellos que no quieren prestar ayuda directamente, lo hacen a través de Eritrea", aseguró.

Meles también quiso responder a las amenazas de guerra de guerrillas lanzadas por la UTI. "Etiopía no estará allí para cuando lancen su guerra de guerrillas", aseguró.

Con respecto a la posible crisis humanitaria que previsiblemente provocará la intervención, el dirigente de Etiopía aseguró que sus tropas "no han interrumpido el trabajo humanitario y no planeamos detener ningún trabajo humanitario".