3 de diciembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Somalia.- El primer ministro somalí da la bienvenida a la resolución de la ONU, rechazada por los Tribunales Islámicos

Los islamistas anuncian que revisarán su participación en las conversaciones de paz previstas para este mes

MOGADISCIO, 7 Dic. (EP/AP) -

El primer ministro somalí, Ali Mohamed Gedi, dio hoy la bienvenida a la decisión de la ONU de autorizar el envío de una fuerza de protección para su Gobierno, mientras la Unión de Tribunales Islámicos. Sus vecinos más próximos también expresaron su parecer, en el sentido esperado: Etiopía la alabó y Eritrea se manifestó en contra.

Ayer, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad autorizar el envío de una fuerza de pacificación compuesta por tropas africanas, así como el levantamiento parcial del embargo a las armas para permitir que sus hombres puedan estar equipados.

Gedi consideró hoy que la resolución debería implementarse inmediatamente, aunque se espera que el envío de los soldados al terreno lleve meses. "Terroristas internacionales y oportunistas están utilizando a algunos somalíes para desestabilizar nuestro país y nuestra región", explicó el primer ministro a los periodistas en la capital de Kenia, Nairobi.

Por su parte, un portavoz de los Tribunales Islámicos, Abdirahin Ali Mudey, aseguró a AP que desde su movimiento observan la decisión de la ONU "no es nada más que una intención perversa", y consideró que sólo llevará a Somalia a obtener armas más sofisticadas para masacrarse entre ellos.

Asimismo, el portavoz de los islamistas acusó al Consejo de Seguridad de dar a Etiopía permiso para ocupar el país, y anunció que su grupo reconsiderará ahora su participación en las conversaciones de paz previstas para finales de este mes.

La nueva fuerza, que estará integrada por efectivos de la Unión Africana y la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo, un grupo africano oriental, tendrá un mandato inicial de seis meses, según la resolución, que como era esperado, fue aprobada por los quince miembros del Ejecutivo de la organización.

Ningún país que comparta frontera con Somalia podrá pertenecer a dicha fuerza, que se conocerá con el nombre de IGASOM, y que surge ante la creciente preocupación por la falta de progreso en las conversaciones de paz entre el Gobierno de transición y los Tribunales Islámicos, que controlan la capital, Mogadiscio, y gran parte del sur del país.

REACCIÓN AFRICANA

La resolución, impulsada fundamentalmente por Estados Unidos, también pide a los Tribunales Islámicos que pongan fin a su expansión militar y se unan al Gobierno de transición mediante negociaciones que conduzcan a la estabilidad política del país. Actualmente el Ejecutivo sólo controla una ciudad, Baidoa.

La tensión creciente en Somalia, sumida en la anarquía desde 1991, amenaza con convertirse en una guerra regional. Etiopía ya ha enviado tropas para apoyar al Gobierno de Somalia, mientras que el enemigo tradicional del país, Eritrea, está apoyando a los milicianos islámicos. La fuerza de pacificación no podrá estar integrada por etíopes ni eritreos.

El portavoz en funciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía, Wahide Belay, dijo que su país apoya la resolución, aunque consideró que ha llegado tarde. "Hubiera sido mejor si la hubieran aprobado hace casi dos años cuando fue originalmente propuesta. Apoyamos la idea de que los Estados (vecinos) no deberían contribuir con tropas" a la fuerza de pacificación, explicó Belay desde Addis Abeba. Etiopía, de mayoría cristiana, teme el auge de un movimiento islamista junto a su frontera. Mientras, Estados Unidos ha acusado a los tribunales de acoger a sospechosos de la red terrorista Al Qaeda, acusación rechazada por los islamistas.

Por su parte, el ministro de Información de Eritrea, Ali Abdu, consideró, en declaraciones a la cadena de televisión Al Yazira, que la resolución es "un ataque contra el pueblo somalí".

Mientras, la viceministra de Defensa de Uganda, Ruth Nankabirwa, anunció la satisfacción de su país, uno de los voluntarios a enviar tropas de pacificación a Somalia, por la resolución de la ONU. No obstante, advirtió de que Uganda revisará la situación en el país del Cuerno de Africa, debido a que la situación ha cambiado mucho desde que propusieron el envió de soldados el pasado enero.