26 de febrero de 2021
1 de junio de 2014

El sospechoso del ataque contra el Museo Judío de Bélgica pasó un año con las milicias yihadistas de Siria

PARÍS, 1 Jun. (Reuters/EP) -

El sospechoso de asesinar a tres personas el pasado 24 de mayo en el Museo Judío de Bélgica, Mehdi Nemmouche, habría pasado un año combatiendo con las milicias yihadistas en Siria, según ha revelado este domingo un fiscal francés.

"Pasó más de un año en Siria, donde parece que se unió a grupos armados, grupos yihadistas terroristas", ha indicado el fiscal parisino François Molins, en rueda de prensa.

Además, Molins ha revelado que además que Nemmouche se radicalizó durante le último de los cinco años que pasó en prisión en Francia. "Durante su última estancia en prisión se informó de él proselitismo extremista (...). El 31 de diciembre de 2012, tres semanas después de su puesta en libertad, viajó a Siria", ha explicado.

Molins ha señalado que hay "fuertes evidencias" que vinculan a Nemmouche con los asesinatos, perpetrados el pasado 24 de mayo. Este crimen ha hecho todas las alarmas por sus tintes antisemitas.

Nemmouche está detenido desde el pasado viernes por los delitos de asesinato, tentativa de asesinato y posesión de armas, todos ellos en el marco de una actividad terrorista, ha indicado Molins. El fiscal ha revelado que por el momento Nemmouche no ha querido declarar.

El joven, de 29 años y natural de la localidad francesa de Roubaix, fue detenido en la estación marsellesa de Saint-Charles durante un control rutinario de drogas. En su posesión se encontraban un fusil de asalto Kalashnikov y un pistola calibre .38 que podría haber sido empleada en el ataque al Museo del pasado sábado que se cobró la vida de cuatro personas, entre ellas dos turistas israelíes.

El fusil estaba envuelto en una manta con las siglas del Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS), una formación relacionada con Al Qaeda que combate en Siria contra las fuerzas del presidente Bashar al Assad. Las autoridades sospechan que el individuo, que cuenta con dos condenas por robo en 2008 y 2009, viajó a ese país el año pasado.

Los agentes también se incautaron de munición que presuntamente tenía intención de emplear en futuros atentados, según informó la Fiscalía belga. Entre sus pertenencias también se encontraba una cámara GoPro --de pequeño tamaño, usada generalmente para la grabación de deportes extremos-- y recortes de periódico sobre el ataque.

Para leer más