25 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Sri Lanka.- Colombo acusa a Finlandia y Dinamarca de ceder ante el "terrorismo" por retirar a sus observadores

COLOMBO, 29 Jul. (EP/AP) -

El Gobierno de Sri Lanka acusó hoy a Finlandia y Dinamarca de ceder ante los terroristas por la retirada de sus observadores de la Misión de Observación del alto el fuego en Sri Lanka (SLMM) ante la insistencia de los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), según informa hoy el diario estatal 'Daily News'.

"Es un mal precedente para el mundo entero, que se supone que lucha contra el terrorismo", declaró el portavoz gubernamental, Keheliya Rambukwella, citado por el diario. "Han sucumbido a las presiones de una organización terrorista", añadió.

Finlandia y Dinamarca, dos de los cinco países que participan en SLMM, anunciaron ayer que se retiran de la misión por motivos de seguridad, según indicó el portavoz en funciones de la misión, Robert Nilsson, explicando que ambos países han notificado que retirarán a sus observadores el 1 de septiembre.

"Los Ministerios de Exteriores sienten que no cuentan con las garantías de seguridad adecuadas para sus observadores, por eso se retiran", explicó. "Es bastante preocupante, terminaremos con una SLMM mucho más pequeña. Al final, el pueblo de Sri Lanka será el que se vea afectado por ello", lamentó Nilsson.

Los 57 miembros que componen la misión proceden de Noruega, Suecia, Dinamarca (ocho), Islandia y Finlandia (doce). El grupo fue establecido después de que Noruega facilitara el acuerdo de alto el fuego en febrero de 2002 entre el Gobierno y los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), pero en los últimos meses la tregua se ha visto muy debilitada en medio de una creciente violencia que ha hecho temer una nueva guerra civil.

El LTTE se ha opuesto a la inclusión de observadores de países miembros de la Unión Europea después de que ésta incluyera a los separatistas tamiles en la lista de organizaciones terroristas en mayo pasado. En una reunión el pasado 8 de junio, los rebeldes tamiles habían dicho que daban un mes para la retirada de los observadores miembros de la UE --finlandeses, daneses y suecos-- pero posteriormente ampliaron el plazo hasta el 1 de septiembre.